Universidad Católica tuvo un paso para el olvido por el Santa Laura, donde jugó ante Universidad de Chile en la ida de los cuartos de final de Copa Chile. No solamente perdió 1-0 complicando su clasificación a semis, sino que también lamentó dolencias en dos jugadores importantes.

Sabido es que César Pinares, por una lesión muscular que lo obligó a abandonar en el entretiempo, no podrá estar en el partido de vuelta ante el clásico rival. Y tampoco contra Colo Colo, el domingo, debido a que los plazos de recuperación son mayores.

El problema para los cruzados es que también pueden perder a Gary Kagelmacher, quien ha sido el bastión de la defensa en la era de Ariel Holan. El charrúa sufrió una fractura en el dedo de una de sus manos, la cual es bastante compleja.

Por lo mismo debe ser intervenido quirúrgicamente para poder resolver esta complicación. Lo que deben decidir es cuándo se llevará a cabo la operación, pues de eso depende si va a jugar en Valparaíso la revancha ante la U y luego el duelo contra el Cacique en el torneo nacional.

Un panorama que le cambia los planes a Holan, quien lentamente encontraba el equipo titular y lograba que la UC empezar a conseguir triunfos valiosos, de cara al objetivo que es entrar a la Copa Libertadores del próximo año.

En caso de que no pueda estar Kagelmacher, las variantes que tiene el entrenador son Tomás Astaburuaga y Germán Lanaro, quienes han tenido poca continuidad pues el ex León junto a Branco Ampuero han afirmado la última línea.