"Buen lunes para todas y todos! Gracias por el cariño siempre!!", fue la frase que tuvo Luz Valdivieso para iniciar esta semana. Dos días después se confirmó que la actriz tuvo un quiebre con su esposo Marcial Tagle y ambos pusieron fin a una relación de casi 20 años.

La confirmación vino de parte de la misma intérprete quien en una escueta declaración a Glamorama, ilustró la actual situación de la pareja.

"Estoy tranquila. Con Marcial tenemos una buena relación enfocada fundamentalmente en el cariño y el cuidado de nuestros hijos", puntualizó Valdivieso.

Si bien esa fue las únicas palabras que tuvo para referirse al tema, el medio aportó que ambos contaban 17 años de matrimonio, tras contraer el vínculo en 2005, tienen tres hijos en común.

Además, el sitio estableció que "el fin del matrimonio se produjo en buenos términos y fue muy conversado. Un proceso paulatino que comenzó a mediados del año pasado".

Luz Valdivieso y Marcial Tagle: ¿Cuándo y cómo se conocieron?

Fue Marcial Tagle quien en 2021 contó cómo se había acercado a Luz Valdivieso, en medio de una conversación que sostuvo con Los 5 Mandamientos y en diálogo con Martín Cárcamo.

"La conocí la primera vez a la Luz cuando estaba haciendo una obra de teatro y yo fui a buscar un texto y la vi en un camarín", expuso en ese momento el actor.

Al mismo tiempo, confesó que "la primera vez que la vi yo estaba con una polola en el auto, esperándome, entré a un teatro al camarín. Paulo Meza nos presentó, un actor, y nos dice 'ella es la Luz Valdivieso, Marcial Tagle... Marcial, aquí está el texto'. Y chao, me fui".

"Terminé con esa polola. Y ese texto lo hicieron teatro, que eran Los Tres Mosqueteros. Yo era uno de los personajes. Ahí tuve una lectura con la Luz. Y no pasó nada con la obra. No se hizo la obra", recuerdó.

Eso sí, "tuvimos dos o tres lecturas, que ella dice que se enamoró de mí, de mi voz, o eso es lo que me decía en ese tiempo. Ahora se ha desdicho de muchas cosas bonitas que me dijo con los años".

"Y después esa misma compañía me llamó a trabajar a otra obra y ahí ya la conocí y no nos demoramos nada. Dos cucharadas y a la papa altiro. Nos demoramos más en casarnos, tres años en casarnos", concluyó.