La llegada de Ricardo Gareca al banco de la selección chilena renueva por completo a un equipo que tuvo un triste desempeño con Eduardo Berizzo en la banca. Y también a los jugadores.

Uno de ellos es Claudio Bravo, quien nunca tuvo una buena relación con el Toto y estuvo más afuera que adentro del proceso. Un asunto que para Carlos Caszely puede cambiar con el Tigre en el banco

“Si Bravo está bien, tiene que venir. Es el mejor”, comenzó señalando a Redgol sobre lo que ocurre con el arquero del Betis, muy inactivo los últimos meses por una lesión.

Claro que no lo deja intranquilo la opción de Brayan Cortés, quien ha sido titular en las eliminatorias. “El arco igual está asegurado con Cortés, que es un fenómeno”, sostuvo el Chino.

Las dudas con el Tigre Gareca

Carlos Caszely además prefiere reservarse una opinión del nuevo entrenador de Chile. “Quiero ver los partidos primero”, manifiesta. Incluso asegura que “espero hablar con él algún día, tengo que recordarle cuando le ganamos 5-2 el día que vino a jugar con Boca”.

Además comentó que “lo importante es que te aplaudan cuando salgas de la cancha, no cuando entres” y tampoco asegura que vaya a ser un éxito con el puro nombre.

“Hizo buena labor en Perú, eso es innegable, pero con los equipos no le fue muy bien. Y como son cuenteros los argentinos te dicen ‘es que es técnico de selección”, manifestó el Tigre.

A Vidal lo alaba

A quien sí le reconoció su presencia en Chile es a Arturo Vidal. “Te va a dar un plus enorme. No solamente a Colo Colo, también al fútbol chileno, te van a estar mirando”, señala.

Por eso cree que eso puede “ser un arma de doble filo” para el jugador, debido a que sus detractores se aprovecharán si es que no rinde a un alto nivel.