Las incomodidades no dejan de afectar la preparación de la selección chilena de cara a la próxima doble fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022. Esta vez, un desperfecto aéreo es el que enreda la planificación de Reinaldo Rueda.

Según informa Radio Cooperativa, el vuelo que trasladaba desde París a Santiago a Guillermo Maripán y Niklas Castro, que debía llegar esta mañana al país, sufrió un "problema de sistema" que lo obligó a regresar a su origen.

Esta complicación postergará en 24 horas el arribo de ambos jugadores, citados para los encuentros ante Perú en Santiago y Venezuela en Carcacas, programados para el 13 y 17 de noviembre próximos.

De esta manera, Rueda verá imposibilitado su deseo de contar con la totalidad del plantel al menos tres días antes del primer encuentro eliminatorio, como se había planificado inicialmente por parte del área de logística de La Roja.

Y es que no solamente extrañará a Maripán y Castro, sino que también a Erick Pulgar, que ha tenido inconvenientes en Italia y viajará recién en las próximas horas a Chile para incorporarse de manera definitiva a La Roja.

Cabe señalar que la selección chilena solo tuvo un día y medio para preparar el primer encuentro de las eliminatorias ante Uruguay, por las diferencias en el arribo de los distintos jugadores, e hizo cambios en la programación para evitarlos en la doble fecha de noviembre.

Por esta razón, el encuentro con Perú -que estaba inicialmente programado para el jueves 12- se postergó en 24 horas. La idea era que los 25 jugadores estuvieran en Juan Pinto Durán durante la jornada de hoy, deseo que se quedó lastimosamente en eso.

Recordar que ambos jugadores estuvieron ausentes en la doble fecha de octubre: Maripán se encontraba recién saliendo de una lesión muscular, mientras Castro no consiguió a tiempo su habilitación para ser parte del equipo en el inicio de las eliminatorias.