La selección chilena Sub 20 sufrió una dura derrota ante Inglaterra en el inicio del cuadrangular amistoso Costa Cálida Supercup. Los dirigidos de Patricio Ormazábal cayeron por 0-3 ante el combinado inglés, el que venía de ganar el Campeonato Europeo Sub 19.

“Para nosotros la experiencia es muy buena, sobre todo para los jugadores, y nos indica dónde estamos. Jugamos contra el campeón de Europa y tenemos que ver la realidad de dónde estamos”, reflexionó Ormazábal tras el partido.

Pero pese a su positiva conclusión, el partido no dejó contento a varios. Para Flaco Leiva, un conocido de las series menores nacionales, hubo nombres que faltaron en la nómina de 22 jugadores que presentó el DT nacional, como Joan Cruz y Lucas Assadi.

"En Chile hay jugadores buenos. No se va a descubrir a los que ya están ahí como Darío Osorio o Daniel Gutiérrez, que han jugado a buen nivel, pero uno echó de menos a Cruz y Assadi, que son jugadores de jerarquía y que te pueden dar equilibro para tener la pelota", aseguró.

La ausencia del volante colocolino, quien había aportado con una conquista en los amistosos previos ante Perú, hizo ruido en el medio nacional, el que apuntó a una posible influencia de representantes. 

Leiva, por su parte, asegura que personalmente jamás recibió presión de algún manager para armar una nómina. "Yo nunca recibí presiones de los representantes y no me dejaría. Tampoco tengo representante y por eso estoy afuera, donde he ido ha sido por contacto directo. No tengo ese compromiso", manifestó.

 

"Uno trata de equiparar las diferencias físicas con lo técnico"

Para Leiva, las diferencias del fútbol nacional con el fútbol europeo no pueden definir un partido. El estratega aseguró que "siempre habrán diferencias", las que se deben equiparar metiendo mano en lo táctico.

"Fue complicado el partido por el momento y situación post-pandemia. Hemos jugado con Inglaterra, les ganamos 1-0 en Toulon con las diferencias físicas que son evidentes, pero hay ciertas maneras de compensarlo porque no todo es físico", aseguró.

"Técnicamente Chile siempre ha tenido buenos jugadores, todo el tema físico que escuché muchos comentarios es cierto, pero se puede combatir. En el Mundial Sub 17 (2019), había diferencias físicas con Francia, pero después no existieron", complementó.

"Uno tiene que tener la pelota, no perderla, ver que haya seguridad, así el rival no te genera tantas diferencias como pasó con Inglaterra, que en el inicio pasó por encima", analizó.

"Diferencias siempre van a haber, los jugadores de Inglaterra vienen de equipos que no se pueden comparar, la forma tampoco es la misma. De ahí uno trata de equiparar y eso se hace con lo técnico. Por eso uno prepara los partidos y trata de jugar con los mejores", concluyó.