Eduardo Berizzo puso fin al microciclo de la selección chilena de esta semana, donde aprovechó de probar nuevas variantes. El Toto juntó a un grupo de jugadores con varias figuras de la B y sin los que estaban en clubes con competencias internacionales, en un trabajo con miras a los próximos desafíos.

Tras las prácticas de esta jornada, el entrenador del equipo de todos conversó con el sitio oficial de la Roja y valoró el poder seguir avanzando con su proyecto. "Como todo entrenador, plasmar tu idea de juego. La mía tiene que ver con intensidad, ritmo, dinámica. En ese camino estamos, inculcando ideas con movimientos, la presión, un ritmo alto".

"A nivel internacional los partidos son a nivel superior, más intenso que las ligas locales y eso logramos hacerlo aquí, que los jugadores comprendan que afuera la exigencia es otra y requiere de un compromiso con el juego, en la recuperación y en la posesión de la pelota casi al segundo. Eso es lo que intentamos inculcar, descubrir o establecer", agregó.

Eduardo Berizzo también abordó lo que se vienen rumbo al Mundial de Estados Unidos, Canadá y México, que encuentra a Sudamérica en pleno recambio. "No hay una línea que describa a todas las selecciones, quizás la única que lo haga con las eliminatorias es la complejidad, con un campeón del mundo como Argentina".

Eduardo Berizzo sueña con llevar a Chile al Mundial. Foto: Comunicaciones ANFP.

Eduardo Berizzo sueña con llevar a Chile al Mundial. Foto: Comunicaciones ANFP.

En esa misma línea, el Toto enfatizó que "todas las selecciones vine un receso diferente. Brasil estableció un equipo, Argentina lo encontró y los demás vivimos una regeneración de futbolistas, como Perú, Colombia o Ecuador".

Aunque pese a esto, el técnico se mostró optimista y confía en pelear la clasificación. "La eliminatoria es compleja, donde los detalles son importantes. Hay presión por resultados, pero me veo preparado para competir de igual a igual y somos capacites de ganar los partidos que enfrentamos planeándolos bien, recuperando el balón como arma".

Finalmente, pidió creer en el proceso de la Roja. "En una eliminatoria como esta existirán resultados que no nos agraden, pero hay que tener la vista puesta en el final, no intimidarse por los malos momentos y creer en una clasificación que necesita de sufrir en el transcurso, pero también de solidez y pensar que si uno cree en lo que hace, podemos ser capaces de volver a un mundial".

La selección chilena espera por sus amistosos de junio previo al debut en las Eliminatorias Sudamericanas al Mundial de Estados Unidos, Canadá y México 2026. El equipo de todos no quiere más fracasos y espera recuperar la memoria después de años en los que las glorias del pasado nos tuvieron en lo más alto del fútbol.