Un nuevo gallito está generando los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, esto luego de las palabras de Harold Mayne-Nicholls apuntando a diferentes ex ministros de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera.

El director ejecutivo de la Corporación Santiago 2023 declaró en charla con LUN que “el ministro del Deporte (Pablo Squella) y de Hacienda (Rodrigo Valdés) de la Presidenta Bachelet deberían explicar cómo concluyeron que se podrían hacer estos Juegos con 170 millones de dólares si Toronto 2015 supuso una inversión de 2.100 millones y Lima de 1.200 millones. No sé qué cálculo hicieron”.

Además, el periodista declaró en torno a los atrasos de las obras que “las respuestas deben darlas las exministras del Deporte (Pauline Kantor y Cecilia Pérez) y los exministros de Hacienda (Felipe Larraín, Ignacio Briones y Rodrigo Cerda) del Presidente Piñera. Se puede argumentar que hubo un estallido social primero y luego pandemia, lo que hacía difícil la construcción. Pero no había impedimentos para hacer diseños arquitectónicos, comprar implementos deportivos o trabajar en las bases de las licitaciones. Como se hizo a última hora, se encareció”.

Estas palabras tuvieron respuesta horas más tarde, siendo Pablo Squella, ex ministro del Deporte bajo el segundo gobierno de Michelle Bachelet, quien tomó el guante.

Por medio de su cuenta de Twitter, el ex atleta declaró que “el presupuesto aprobado por la Presidenta Bachelet fue de 187 millones de dólares. Un peso más y nos quedábamos sin Juegos. A esos 187 millones US$ se le suman unos 130-150 US$ de la Villa Pana y Parapanamericana”.

Las respuestas de Pablo Squella a Harold Mayne-Nicholls

Posteriormente, agregó que “no se pensó construir ninguna infraestructura nueva, salvo las canchas de hockey césped. En caso de que hubiera necesidad de otro recinto adecuado, se podría haber construido con presupuesto regular del IND 2019-2023. Los recintos disponibles en ese momento, se adecuarían cómo la piscina del Nacional, Tiro en Lo Aguirre, Ecuestre en Quillota, etc. Recordar que por propia iniciativa de Panamsports los Juegos debían ser austeros para abrir interés de países más pequeños en organizar unos Juegos”.

“Con la experiencia de 40 años en el deporte y organizando diferentes eventos no menores, jamás se me habría pasado por la cabeza conformar un Comité Organizador absolutamente jibarizado, con mucho personal contratado con demasiada antelación, con sueldos obscenos. Ya conociendo el funcionamiento del Comité Organizador y el desorden que existió en él, se podría concluir que muchos recursos y cargos se podrían haber disminuido, junto con contratar proveedores más baratos (y no menos buenos)…claramente se pagó mucho más de lo normal”, añadió.

Para cerrar, Squella afirmó que “el destiempo con que las autoridades posteriores definieron construir las nuevas instalaciones y los atrasos, motivados (en parte) por estallido y pandemia, hizo que termináramos invirtiendo el triple de los recursos que significaban edificar dichas construcciones”.

Sigue todas las noticias del deporte nacional, internacional y las tendencias en nuestro país en los canales de difusión de RedGol. Puedes hacerlo en WhatsApp o Google News.