Pese a que ya pasaron varios meses y que la tarea logró sacarse adelante, todavía los Juegos Panamericanos de Santiago 2023 generan debate, sobre todo considerando los millones que están en disputa por su organización.

Harold Mayne-Nicholls, el director ejecutivo de la Corporación Santiago 2023, salió a defender su gestión ante algunos cuestionamientos, como el que realizó la Controlaría por 200 millones que todavía no estaban rendidos.

El dirigente declaró al respecto en charla con LUN que “la Corporación fue establecida en 2018. Yo solo puedo responder por mi período, pero si usted me pregunta si las cosas no estaban del todo bien cuando llegué es obvio: por algo me pidieron que me hiciera cargo”.

“Primero, cuando llegué no había un encuentro con la comunidad. Nadie creía y sólo se escuchaba que Santiago 2023 fracasaría. Lo segundo es que en la Corporación no había concepto de trabajo en equipo. Todos cumplían en sus áreas, pero nadie se relacionaba con otras. Tercero, tuvimos que hacer un control más exhaustivo de los costos y negociar de mejor manera con los posibles sponsors porque antes, cuando la Corporación pedía no se bajaba de esa cantidad y perdía opciones. Había que saber negociar”, añadió.

En ese sentido, Mayne-Nicholls enfatizó en que “los Panamericanos y Parapanamericanos los hace el Estado. Y es el Estado el que calcula los recursos a entregar y en qué momento ejecuta lo que está proyectado. Dicho esto, creo que hay varios exministros desde 2018 que deberían dar algunas explicaciones”.

“No es lo mismo ir a una consulta médica que a urgencia”

“El ministro del Deporte (Pablo Squella) y de Hacienda (Rodrigo Valdés) de la Presidenta Bachelet deberían explicar cómo concluyeron que se podrían hacer estos Juegos con 170 millones de dólares si Toronto 2015 supuso una inversión de 2.100 millones y Lima de 1.200 millones. No sé qué cálculo hicieron”, se cuestionó.

A la hora de apuntar al retraso de las obras, el director ejecutivo de la Corporación sostuvo que “acá creo que las respuestas deben darlas las exministras del Deporte (Pauline Kantor y Cecilia Pérez) y los exministros de Hacienda (Felipe Larraín, Ignacio Briones y Rodrigo Cerda) del Presidente Piñera. Se puede argumentar que hubo un estallido social primero y luego pandemia, lo que hacía difícil la construcción”.

“No había impedimentos para hacer diseños arquitectónicos, comprar implementos deportivos o trabajar en las bases de las licitaciones. Como se hizo a última hora, se encareció. No es lo mismo ir a una consulta médica que a urgencia, que fue lo que pasó con los juegos”, concluyó.

Sigue todas las noticias del deporte nacional, internacional y las tendencias en nuestro país en los canales de difusión de RedGol. Puedes hacerlo en WhatsApp o Google News.