El tiempo pasa volando y bien lo sabe Santiago 2023, que ya vive su cuenta regresiva para comenzar. 126 días quedan para el viernes 20 de octubre en el que se vivirá el inicio de la fiesta deportiva, y en la previa el karate chileno es azotado por una tremenda polémica que tiene como protagonista a la histórica Carol de la Paz junto a otros dos karatecas criollos: Kenneth Botten e Ignacia Morales.

La karateca, oriunda de Temuco y 12 veces campeona nacional en la disciplina kata, viene de llegar a cuartos de final en el Campeonato Panamericano de Costa Rica y en diálogo con RedGol cuenta el drama que vive junto a sus compañeros al ser marginados arbitrariamente de la nómina para representar al país en los Juegos Panamericanos. “Nos sentimos víctimas en este asunto porque no era lo que estaba estipulado, se están pasando a llevar nuestros legítimos derechos como deportistas y como personas”, lanza.

Santiago 2023: la polémica marginación de tres karatecas

La situación es así: la Federación de Karate de Chile definió que para ir al megaevento deportivo más grande de las Américas se haría un standing ranking en base a los resultados de tres jornadas de competencia, y quienes quedaran ahí como el número uno en varones y damas se quedarían los tres cupos, mientras que kumite tenía otro sistema de selección. El tema es que tras la primera jornada avisaron sorpresivamente que las otras dos no se disputarían e impusieron otros nombres como los seleccionados finales.

“Es una falta de respeto y de seriedad, en el fondo nos cosifican porque pasamos a ser cosas con las que tú puedes jugar, y te cambio, y pongo a otro, y da lo mismo el proceso que hiciste, el esfuerzo”, lanza Carol de entrada.

Tras eso, lamenta que “los tres estamos en la misma situación. Es una desazón muy grande porque imagínate la ilusión para un atleta tener unos Juegos en Chile, unos Panamericanos en casa, donde va a estar tu familia mirando y que todo el mundo está pendiente, tus amigos, tus cercanos, y que te digan de un día para otro que mandaron a otras personas en el listado obviamente que es algo que te destruye automáticamente como persona y como atleta, te sientes disminuido porque es como que tu trabajo no valga de nada, literal”.

“Lo que la Federación escribió con la mano, lo borró con el codo”

“Este proceso ha sido tremendo para nosotros. Aquí se está incumpliendo… Mira, lo voy a decir así: lo que la Federación escribió con la mano, está siendo borrado con el codo. Literal”, complementa la atleta nacional.

Además, explica que “se estipularon procesos y sistemas de clasificación para katá y para kumite, que son las dos modalidades convocadas a Santiago 2023, se escribió un manual técnico de como iba a ser el proceso”.

“Todos los atletas pasamos, en todo Chile, por un zonal para clasificar al nacional, por un nacional para clasificarse al ranking standing, que era el proceso para los Juegos Panamericanos, y ese ranking en kata se conformó con los mejores ocho atletas de Chile, en masculino y en femenino, y en el kumite con cuatro atletas, y además tenía un poco distinto porque se tomaban dos ranking en consideración”, agrega.

“El katá iba a ser con los tres selectivos, que estaban estipulados para el 18 de marzo, 17 de junio y 1 de julio, y no se alcanzan a hacer los de junio y julio. La Federación pudo hacer solo uno, y es porque la Federación Panamericana, que es el ente rector del karate en América, le pide a la Federación chilena que entregue los listados nominales antes del 24 de mayo, y nosotros competimos en el Panamericano, 25, 26 y 27, y el 24 fue el selectivo para los demás países, que se tenían que clasificar para venir acá, pero nosotros no competíamos ahí sino que nuestro selectivo es interno”, lanza.

“El instructivo técnico para Santiago 2023, que se puede descargar de la página web, habla de que los listados numerales se iban a entregar hasta el 14 de julio y los listados nominales hasta el 29 de septiembre”, explica De La Paz.

Carol apunta que “por eso la Federación hace este proceso que duraba hasta julio porque íbamos a tener el tiempo de poder hacerlo”.

Santiago 2023: “Tomaron la decisión cuatro directivos en una oficina”

“Entonces, como todo esto lo piden antes, la Federación se excusa en que se vieron obligados a entregar estos listados antes y por eso se vieron obligados, como dicen ellos, a cambiar el criterio arbitrariamente porque tomaron una decisión cuatro directivos encerrados en una oficina sin consultar a la asamblea ni a la comisión técnica, que son parte de las decisiones que toma una Federación para sus atletas o para las cosas que se hacen”, dispara.

Así, lamenta que “la excusa de la Federación es ‘nosotros cambiamos los criterios porque nos pidieron los listados antes’, o sea, los estamos dejando fuera porque nos pidieron los listados antes de tiempo. Una cosa no tiene que ver con la otra, porque si le pidieron los listados antes de tiempo, ¿por qué no hacen valer el primer selectivo que se hizo?”

“Ese fue round robin, peleamos todos contra todos. Yo gané mi categoría, Kenneth Bothen, que es de Punta Arenas, ganó en la suya e Ignacia Morales, de Rancagua, ella está primera en los dos ranking, en el nacional y en el standing, que ese es del kumite en la categoría -68”, apunta.

“En esa categoría (kumite) colocan a Anastasia Veloso, que es una chica ucraniana nacionalizada chilena. Kenneth Botten es primero (en kata masculino), y en su caso están mandando al segundo del standing ranking, que es Simón Luengo, en mi caso están mandando a la número tres del standing y no a la uno, que soy yo, y en el caso de Ignacia están mandando a la chica de Ucrania”, detalla Carol de la Paz.

¿Cómo fue el aviso de la Federación?

“Los seleccionados viajamos el 20 y 21 al Panamericano, porque fuimos en varios vuelos hacia Costa Rica, y nos llega un correo el viernes 19 como a las siete de la tarde desde la Federación con copia oculta a los atletas”, explica de entrada.

Junto con eso destaca que eso es una “cosa inusual porque jamás llega un correo así con un tema de oficina a los atletas sino que les llega a las asociaciones, ese es el conducto regular. Como viajamos nosotros, que fuimos la número uno y la dos, yo y Catalina Peña, al Panamericano, Kenneth Bothen y Simón Luengo fueron en el masculino, porque los Panamericanos específicos son dos atletas por categoría, entonces los cuatro viajamos a competir y tres, que éramos Kenneth, Catalina y yo, con este aviso sorpresivo que nos llega y todos nos quedamos mirando preguntándonos como era posible que nos estén diciendo eso ahora”.

“Obviamente que no nos enteramos de la mejor manera y la Federación sabía que tenía que entregar los listados desde el 24 de marzo, que fue cuando les llegó la carta a ellos desde la Federación Panamericana para pedir los listados nominales, y si ellos lo sabían desde el 24 de marzo, ¿por qué no tomaron acción antes? ¿Por qué no adelantaron los selectivos que tenían que hacer? ¿Por qué no dijeron vamos a definirlo en el campeonato Panamericano? Nada. No hicieron absolutamente nada, pudiendo hacerlo. Entonces ahí está la falta”, cerró.

La solución

Carol de la Paz la tiene clara, y explica que “para revertir esto es solo un tema de que la institución quiera hacer las cosas de la forma correcta y que diga esto se hizo mal y hay que respetar a los atletas que ganaron su selectivo, su proceso, y no mezclar peras con manzanas, es un tema de voluntad”.

“Te dicen que el listado nominal es inamovible, que solo se puede reemplazar al atleta cuando se lesionó porque es nominal. Yo digo que ellos tendrán que ver cómo lo hacen, porque no nos preguntaron a nosotros para hacernos lo que nos hicieron”, dispara.

“Nosotros somos sede y tenemos un cupo nominal, entonces Chile no pierde ese cupo, sí se puede cambiar, de que se puede hacer se puede, ahora hay un tema con el organismo panamericano, que nadie entiende por qué pidieron de manera tan acelerada los listados, siendo que ya estaba estipulado que iba a ser en julio y septiembre”, añade.

Para cerrar, deja en claro que “pedimos una solución, nosotros no queremos explicaciones porque las conocemos todas y nos hemos leído todas las cartas que han mandado excusándose, pero nosotros pedimos que se revierta”.

“En ningún caso tenemos enemistad o hablamos mal de nuestros pares que son las otras personas que pusieron porque ningún deportista está libre de pasar por lo que estamos pasando nosotros, ninguno, para que quede claro. Entonces no es un tema con ellos, es un tema netamente de que a nosotros no se nos respeta lo que estaba escrito”, concluyó.