El fin de semana se corrió una nueva fecha del Grand National Cross Country en el circuito de Snowshow Mountain, Virginia. Esta escala era la novena y última de la primera parte de la temporada, y que en la previa era calificado como la más dura de todas las paradas del certamen.

Y cuánta razón tuvieron. Benjamín Herrera, piloto nacional, vivió en carne propia las condiciones del terreno, lo que provocó problemas mecánicos en su moto al caer en una profunda zona de barro que dejaron las constantes lluvias, lo que lo llevó a terminar quinto en su categoría.

Pese a que venía en un buen ritmo, las condiciones climáticas no lo acompañaron, lo que derivó en su lugar en esta novena jornada, con un tiempo total de 3:17'42"540.

Al caer en este hoyo al parecer la moto chupó agua en el filtro de aire o en alguna parte eléctrica, por lo que empezó a fallar. Pasé a los pits para ver qué sucedía y tratar de arreglarla, pero perdí mucho tiempo", dijo Herrera tras la carrera.

De hecho, el piloto explica que tenía altas expectativas de esta fecha, incluso cuando el circuito se mostraba difícil. Largó la carrera desde la tercera fila, pasando sin problemas a todos los competidores de su línea y a los otros en la primera milla, Pero la zona pantanosa complicó todos los planes iniciales. 

Pese a que finalizó quinto en su categoría y décimo en la tabla general, Benjamín Herrera sigue ubicado dentro de los mejores de la competencia. Ahora, se mentaliza para la séptima jornada del IXCR, calendarizado para el fin de semana del 10 de julio, mientras que en el GNCC tendrá que esperar hasta el 10 de septiembre, una vez finalizado el receso de verano.