El chileno de 16 años, Nicolás Pino, regresó a las pistas y lo hizo nada menos que corriendo las 4 Horas de Spa-Francorchamps en Bélgica, la penúltima fecha de la European Le Mans Series, añadiendo con ello esta nueva categoría de resistencia a su desarrollo.

La carrera tuvo momentos altos para el prototipo número 14 del equipo Inter Europol Competition en la clase LMP3 que condujeron Pino, el polaco Matheusz Kapryck y el italiano Mattia Pasini. Precisamente fue este último quien inició la competencia para la escudería polaca que llegó a estar cuarta entre los LMP3 durante la primera hora de carrera.

Sin embargo, algunas maniobras de Pasini frenaron el alza que experimentaba el equipo, primero por la rotura de una pieza producto de un trompo que sufrió, luego recibió una penalización por un topón con un rival y posteriormente tuvo otro trompo. 

Lamentablemente, estas situaciones coincidieron con el turno de Nico Pino al cabo de las dos horas de carrera. El corredor nacional vio demorada su salida de Pits debido a que los mecánicos tuvieron que trabajar para intentar arreglar el desperfecto, el cual no quedó del todo bien.

El piloto nacional debió correr con mucho tiempo en contra, y tuvo que regresar a Pits por el mismo inconveniente mecánico. De todos modos, Pino demostró mucha consistencia en sus giros, logró tiempos de punta y fue el más rápido de los tres que corrieron el Ligier JS P320 - Nissan número 14. 

Finalmente, y restando solo 9 minutos para el fin de la carrera, el auto debió entrar nuevamente a Pits, mientras conducía Kapryck, y ya no volvería a salir. 

El balance es positivo para Nico Pino y su equipo; siendo debutante y el más joven de la parrilla, logró rápida adaptación y velocidad en el prototipo desde los test, logrando además ser el más rápido de los tres en las prácticas libres, lo que le valió ser designado por su equipo para correr la Qualy. 

“Fue un fin de semana muy positivo. Al principio tuvimos unos toques del auto con un compañero de equipo que lo dejó algo dañado, pero mi stint fue bastante limpio. Además fue bueno porque aprendí mucho de pilotos con experiencia. Quiero agradecer al equipo por la invitación y el apoyo que me dieron”, comentó Pino.

Pino no tendrá mucho tiempo para descansar, ya que el próximo 26 de septiembre se volverá a subir a un monoplaza para disputar la Euroformula Open en el circuito de Monza, Italia.