Una verdadera batalla se vive en el estadio Maracaná, donde la selección de Brasil recibe a la selección de Argentina, por las eliminatorias para el Mundial 2026, donde los hinchas se han dado con todo.

En una de las populares se han enfrentado por minutos los hinchas de ambos países, donde volaron asientos y palos, dejando a varios heridos en el lugar.

Una situación que no pasó desapercibida por los mismos jugadores de Argentina, que una vez que terminaron los himnos, corrieron hasta el sector visitante donde se han producido los hechos.

Con la policía interviniendo, además de calmando a palos a los barristas, se intenta calmar las pasiones en Río de Janeiro, donde los ánimos están demasiado calientes.

Jugadores piden calma

Fue Lionel Messi, además con sus compañeros, y un par de jugadores de Brasil, quienes corrieron hasta el sector para pedir calma a los hinchas que están realizando actos de violencia.

El partido que no ha podido comenzar, tuvo que ser detenido por largos minutos para la intervención policial, de manera de poder separar a las dos hinchadas que quedaron muy juntas en el reducto.

Con el plantel de argentino totalmente indignado, ya que muchos de sus familiares están en ese sector, Messi ha pedido a todos sus compañeros retirarse al camarín para calmar todo.

El árbitro Piero Maza conversa con la gente de Conmebol para saber cómo llevar adelante el encuentro, ante los reclamos del equipo campeón del mundo que insiste en detener todo.

Dibu Martínez contra la policía

El portero Emiliano Martínez ha sido protagonista de los incidentes al tratar de separar a la policía de los hinchas argentinos, que estaban siendo golpeados en Río de Janeiro.

Imágenes han captado al portero intentando frenar a la policía, donde tuvo que ser socorrido por sus compañeros de equipo para calmar las pasiones en Brasil.

Revisa los videos:

Sigue todas las noticias del deporte nacional, internacional y las tendencias en nuestro país en los canales de difusión de RedGol. Puedes hacerlo en WhatsApp o Google News.