Daniele De Rossi, ex jugador, canterano de la Roma, ex compañero del chileno David Pizarro y campeón del mundo en 2006, asumió como DT del equipo de sus amores tras la abrupta salida de José Mourinho el pasado martes.

El despido de The Especial One se debe a los malos resultados del equipo, que durante las últimas semanas sufrió derrotas frente a Bologna, Juventus y Milán; además de empatar con Atalanta y Fiorentina. De Rossi asume el cargo con el equipo en el noveno puesto, a cinco puntos casilleros de Champions. E ese es el objetivo principal para la dirigencia.

Los directivos de La Loba, Dan y Ryan Friendkin, conocen y confían en De Rossi: “estamos felices de poder traspasar la responsabilidad técnica de AS Roma a Daniele De Rossi, ya que creemos que el liderazgo y la ambición que siempre lo han caracterizado pueden ser decisivos para perseguir hasta el final los objetivos que el equipo tiene por delante de la temporada”.

También hubo palabras del protagonista de la historia, quien declaró que “la emoción de poder sentarme en nuestro banquillo es indescriptible, todo el mundo sabe lo que es la Roma para mí, pero el trabajo que nos espera a todos ya se ha hecho cargo. No tenemos tiempo ni elección: ser competitivos, luchar por nuestros objetivos e intentar alcanzarlos son las únicas prioridades que mi personal y yo nos hemos dado”.

Daniele de Rossi y David Pizarro

Daniele de Rossi es canterano de La Loba. Jugó con el primer equipo desde el 2002 hasta 2019 y durante su última temporada en Italia expresó que su deseo era jugar en Boca Juniors, sorprendiendo a todo el mundo al fichar por el club xeneiz. El italiano tuvo un paso fugaz de 6 meses por La Bombonera.

David Pizarro llegó a la Roma en 2006 y permaneció en el club hasta 2012. Durante los seis años que estuvo en el club de la capital italiana siempre compartió cancha con De Rossi y jugaron juntos un total de 260 partidos oficiales.

¿Por qué busca revancha de Rossi?

En su primera experiencia como DT, durante octubre de 2022, De Rossi asumió como entrenador del SPAL, que en ese entonces jugaba en la Serie B de Italia. Fueron cuatro meses los que duró en el cargo y fue despedido de éste debido a los malos resultados, dejando al equipo en puestos de descenso.

De Rossi dirigió a SPAL en 17 partidos, dejando ocho derrotas, seis empates y tres victorias, es decir, un pobre 29,41% de rendimiento.

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.