Ausencia de buena onda: ese podría ser el diagnóstico de la relación entre Luis Enrique y Kylian Mbappé. El entrenador del PSG ya no considera al delantero francés, ante su inminente partida del club, y cada vez se opaca más su protagonismo en el cuadro de la Torre Eiffel.

La prensa se hace un festín cada fin de semana con la seguidilla de capítulos que deja la tensa relación entre el español y el francés. Ante el Mónaco, de hecho, Mbappé jugó tan sólo una mitad, siendo remplazado por Kolo Muani.

Hace unas semanas Luis Enrique ya había dado atisbos de su pensamiento sobre el seleccionado francés: “Tarde o temprano tendremos que jugar sin él”. Y todo parece indicar que esa es la línea que está siguiendo el técnico.

Los medios franceses ya empiezan a especular de una pésima llegada entre ambos. Según Football Mercato, “no se soportan más” y en privado se “hacen reproches mutuos”.

¿Qué será de Mbappé?

El mismo medio francés es el que da luces de lo que está sucediendo en el camarín del PSG. Pese a la evidente mala relación de Luis Enrique y Mbappé, no han habido encuentros verbales, ni físicos, por lo que “las tensiones se han quedado fuera del marco demostrativo”.

Pero lo que Football Mercato enfatiza es que el tema con Donatello no es algo solamente personal entre él y el DT español. El propio medio reveló que el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaïfi, habría amenazado con que Mbappé no jugaría más en caso de firmar con el Real Madrid, por lo que Luis Enrique tendría carta blanca para dejarlo en el banco.

Esta actitud puede ser suficiente para el PSG en la Ligue 1, donde el equipo de la capital francesa aventaja por doce puntos a su más cercano perseguidor. El problema es que a mitad de semana se juega la vuelta de los octavos de Champions ante la Real Sociedad. ¿Bastará entonces la ventaja conseguida en casa?

“Sacar del once a Mbappé o remplazarlo en medio del partido, puede ser la manera del técnico de demostrar su autoridad, pero el riesgo es grande cuando el PSG se juega toda su temporada”, concluye el medio francés. Todo pasando en la banca parisina. Inviten.