Zlatan Ibrahimovic vive días de dulce y agraz en Italia luego de coronarse campeón. El delantero levantó el scudetto de la Serie A con el AC Milan tras el triunfo ante el Sassuolo el domingo pasado, pero ahora debe asumir una realidad postergada durante mucho tiempo.

El artillero lleva un largo periodo arrastrando problemas en su rodilla izquierda. Esto le impidió ser más protagonista en la última temporada e incluso se especuló con que era la razón por la que casi no podía entrenar.

Tras conseguir el título de la Serie A con el AC Milan, el delantero entra en una pausa que puede ser la definitiva. Este miércoles el cuadro Rossonero informó que el sueco pasó por el quirófano para ser intervenido por sus molestias.

"Zlatan Ibrahimovic fue operado en la rodilla izquierda en el Hospital Jean Mermoz de Lyon. La operación fue perfectamente exitosa", explicó el club en un comunicado. "La artroscopia se había planificado durante mucho tiempo para resolver de forma permanente la inestabilidad de la articulación mediante la reconstrucción del ligamento cruzado anterior, con refuerzo lateral y reparación del menisco", agregaron.

Pero tras ello llegó la noticia que más golpea a los hinchas del AC Milan y los fanáticos del fútbol en general. Zlatan Ibrahimovic estará cerca de un año lejos de las canchas, lo que pone en riesgo su carrera. "El pronóstico se estima entre 7 y 8 meses", recalcaron.

Zlatan Ibrahimovic cada vez más cerca del retiro

La operación a la que fue sometido Zlatan Ibrahimovic abre la interrogante de si seguirá o no en el profesionalismo. Con cuatro décadas en el cuerpo, estar ocho meses sin jugar puede ser un punto final para su carrera, por lo que no se descarta el retiro.

Por los plazos, el delantero volvería a las canchas recién a finales de diciembre o inicio de enero, con 41 años encima y la Serie A a mitad de temporada. Y si bien tiempo atrás dijo a La Gazzetta dello Sport que iba a seguir "mientras sea posible y disfrutar", su estado puede llevarlo a colgar los botines.

Zlatan Ibrahimovic puede estar viviendo sus últimas semanas como profesional, pero todavía no toma la decisión. Queda esperar para saber lo que el propio jugador decida sobre su futuro. Pase lo que pase, su nombre ya está en lo más alto del fútbol.