Ignacio Laquintana ha tenido días muy ajetreados. Pero también demasiado felices. El sábado 1 de abril, a poco del final del clásico que Peñarol le ganó a Nacional de Montevideo en Uruguay, el futbolista de 24 años anotó el segundo tanto del Manya, que liquidó a su acérrimo rival de la mano de Alfredo Arias en la dirección técnica. 

Pero eso fue sólo el inicio del frenesí que ha vivido el oriundo de Paysandú durante esta semana, pues fue anunciado como refuerzo de un equipo de Brasil: el Red Bull Bragantino oficializó la contratación del ex Defensor Sporting, quien alcanzó a jugar poco más de dos campañas en el cuadro aurinegro. 

Laquintana firmó un contrato hasta diciembre de 2027 con uno de los elencos que la marca de bebida energética tiene alrededor del mundo. Y se sumó a las prácticas del equipo adiestrado por el portugués Pedro Caixinha, no sin antes pasar por el respectivo bautizo, una especie de 'callejón oscuro' de sus nuevos compañeros. 

Probablemente el charrúa tendrá que esperar por su debut en el Red Bull Bragantino, aunque arribó en plenas condiciones físicas para jugar. El siguiente desafío que tiene el cuadro brasileño es por la Copa Sudamericana: por el Grupo C, visitará a Tacuary de Paraguay este jueves 6 de abril en el estadio Defensores del Chaco.

¿Red Bull Bragantino se olvida de Lucas Assadi?

Hace algunos días se supo el interés que tiene Red Bull Bragantino en fichar a Lucas Assadi. El prometedor futbolista de Universidad de Chile figura en los planes de uno de los equipos que la bebida energética dispersó por el mundo, algo que podría servirle para saltar a Europa.

Pero el fichaje de Laquintana podría al menos aplazar las intenciones de quedarse con el "20" del Romántico Viajero, quien no ha podido ganar más terreno en la consideración de Mauricio Pellegrino y apenas computa 95 minutos en seis partidos jugados por el Campeonato Nacional 2023.