El martes recién pasado, la primera aventura de Pablo Guede como técnico en Europa llegó a su final. El ex entrenador de Palestino y Colo Colo fue despedido del Málaga por los malos resultados, lo que lo tienen al borde del descenso a Tercera División. Una situación que hoy lo hizo romper en llanto.

El estratega argentino habia llegado al club la temporada pasada para evitar que perdieran la categoría. El objetivo lo consiguió y todo apuntaba a un éxito para la actual campaña, pero los resultados no llegaron y, tras caer con el Tenerife el lunes, sentenció su futuro.

Pero pese a todo lo mal que lo pasó en las últimas semanas, Pablo Guede decidió dar la cara. Y es que en el Málaga hizo historia ayudándolos a ascender años atrás, por lo que tiene una historia personal que no olvidará jamás. "Hace 25 años que llegué acá. Viví lo mejor como futbolista y me tocó marchar con la ilusión de volver".

"Me tocó volver en una situación jodida, había que poner el pecho a las balas y salvar al equipo del descenso. Y este año armamos este proyecto con toda la ilusión del mundo para devolver a este equipo a Primera División. Es uno de los mejores grupos que tuve, de corazón lo digo", lanzó el DT en conferencia de prensa.

Ahí Pablo Guede no aguantó la emoción y rompió en llanto mientras intentaba hablar. "Me quería despedir como este club se merece. Los sentimientos son más fuertes que la realidad. Esto es fútbol, entra o no entra la pelotita, pero lo que queda son las personas. Y me llevo un montón de amigos".

El técnico enfatizó en que no se va molesto con nadie pese a las duras críticas y hasta rayados en su contra. "No me voy triste, no me voy dolido. Sé que esto es fútbol. Me voy con todo el cariño de esta gente. Me voy orgulloso porque cumplí el sueño de mi vida. Estar acá con la cancha llena y lo logré".

En esa misma línea, recalcó que su plantel puede llevar al Málaga de regreso a la Primera División. "Soy un privilegiado de entrar en este templo y que la gente coree tu nombre. Y apoyen a muerte a este grupo que nos van a dar satisfacciones, son los indicados para llevar a este club donde se merece".

Pablo Guede no se mueve de España y alentará como hincha al Málaga

Pablo Guede cierra el capítulo como técnico, pero no se olvida para nada del Málaga. Así lo dejó claro el propio entrenador, quien aseguró que "los chicos están destinados al éxito, este grupo vale oro" para luchar por el ascenso.

Pero eso no fue lo único, ya que también reveló que no se moverá de España. "Sé que me quedó acá, el futuro no lo sé. Me quedo en Málaga, como lo planeé desde siempre", lanzó. Incluso acompañará al club, aunque ahora desde otra vereda. "El sábado estoy en el estadio para el partido entre el Málaga y el Villarreal B con mis cinco abonos y ahora pasamos a ser hinchas".

Finalmente dejó claro que pese a todo lo ocurrido, se queda con lo bueno que ha sido su aventura junto al Málaga, tanto en su versión de jugador como en la de técnico. "Porque no haya logrado el objetivo no va a cambiar el cariño por estos colores y esta ciudad".