Este lunes quedó sentenciada la suerte que correrán los equipos chilenos, tanto en Copa Sudamericana como en Copa Libertadores. Y uno de los con suerte más complicada es Magallanes, que quedó ubicado en un complicado grupo en el segundo certamen continental.

El equipo de Nicolás Núñez jugará contra Botafogo, Liga de Quito y César Vallejo, en un grupo donde uno de clasifica a octavos de final y el segundo jugará un playoff con un equipo que quede tercero en Copa Libertadores.

Difícil panorama que, sin embargo, no complica demasiado al DT de la Academia, quien se mostró entusiasmado con la posibilidad de enfrentar a estos equipos en la competición continental.

En conversación con RedGol, el DT señaló que "respecto al grupo, ya poder estar en estas instancias, poder vivir el sorteo con todo lo que se llevó a cabo, la ceremonia a los campeones del mundo, y estar posicionado acá para nosotros como Magallanes, es un orgullo. Lo estamos disfrutando, es aprendizaje y crecimiento para nosotros".

Además agregó que "en lo personal, relacionarse con gente top en el medio, técnicos muy reconocidos, y poder compartir con ellos, es una experiencia que valoro mucho".

Con respecto al sorteo, Núñez manifestó que "independiente de los rivales, había equipos muy potentes y todos los clubes tienen una historia mayor que la nuestra. Lo tomamos como muy importante, el poder competir contra equipos históricos como Botafogo, Liga de Quito y César Vallejos. Es experiencia internacional para nosotros contra equipos muy potentes".

"Vamos a enfrentar a un técnico como el Loco Abreu, que fue compañero y amigo mío en la última etapa en Magallanes. Hay componentes emocionales y atractivos también. Queremos ser competitivos como hemos sido hasta hoy en el fútbol chileno", agregó.

Por último, destacó que "estamos con mucha expectativa, pero lo primero es competir este día sábado y después veremos cómo nos va en la competencia internacional"