Mario Mandzukic, uno de los delanteros más productivos de la última década en el fútbol europeo, puso fin a una carrera en la que pasó por clubes como Bayern Munich, Atlético de Madrid y Juventus. Su último equipo fue Milan y al quedar libre en el mercado, con 35 años, dio un paso al costado.

En una publicación a través de su cuenta de Instagram publicó una emotiva carta, dirigida a él mismo cuando era niño. "Querido pequeño Mario, mientras lleves estos zapatos por primera vez, no puedes ni imaginar lo que sentirás en el mundo del fútbol. Marcarás goles en las etapas más importantes y ganarás los más grande trofeos con los clubes más importantes. Representando con orgullo a tu país, contribuirás a escribir la historia del deporte croata", comenzó.

"Tendrás éxito porque tendrás buenas personas a tu alrededor: compañeros de equipo, entrenadores, aficionados y familiares, agentes y amigos que siempre estará ahí para ti. ¡Estarás eternamente agradecido con todos ellos! Sobre todo, tendrás éxito porque siempre lo darás todo. Al final, esto es de lo que estarás más orgulloso. Sacrificarás mucho, pero sabrás que valió la pena por todos los momentos increíbles", añadió.

"Reconocerás cuándo es el momento de jubilarte, de poner estos zapatos en un armario y no te arrepentirás. El fútbol siempre será parte de tu vida, pero estarás esperando un nuevo capítulo. ¡Divertirse! Tu gran Mario. PD: Si juegas contra Inglaterra en la Copa del Mundo, prepárate alrededor del minuto 109", continúa la carta.

Mandzukic comenzó su carrera en el NK Zagreb de su natal Croacia, pasó en 2007 al Dinamo Zagreb y allí dio el salto a la Bundesliga con Wolfsburgo para pasar a Bayern Munich, donde ganó la Champions League, teniendo también un exitoso paso por Atlético de Madrid y Juventus. Es junto a Gerd Müller y Zinedine Zidane uno de los tres jugadores que marcaron goles en la final de Mundial y de Champions League.