Cristiano Ronaldo tuvo un regreso en gloria y majestad al Manchester United. Este sábado el delantero portugués volvió a vestir la camiseta de los diablos rojos y aportó con un doblete para el triunfo por 4-1 ante el Newcastle que los deja en la cima de la Premier League.

El ex Real Madrid y Juventus se reestrenó con el gigante inglés, anotando dos goles que le dan a su equipo el liderato. Una jornada de ensueño para el luso, que festejó a lo grande el retorno a su casa.

12 años después, otro gol de CR7

12 años, 3 meses y 23 días, Cristiano volvió a saltar a la cancha con la camiseta del Manchester United. Los rumores que lo habían instalado en el City quedaron en el olvido, pero por si había alguna duda, CR7 se encargó de eliminarla con su primer gol.

Después de intentarlo y mucho en la primera mitad, fue en el minuto 47’ que por fin cayó. Un remate a distancia de Greenwood terminó en un rebote en el área, el que aprovecharía el bicho para meter un suave remate y decretar así el 1-0 que desató la locura en Old Trafford y animó el “¡Siu!” más esperado en muchos años.

Doblete y golazo para el liderato

Pero el segundo tiempo no comenzó nada de bien para los diablos rojos. El Newcastle salió con todo a buscar el empate y lo encontró en el 56’ con Javier Manquillo. Aunque la alegría no dudaría mucho, ya que otra vez Cristiano apareció en el 62’ para darle otra vez la ventaja a su equipo.

El portugués encaró por la izquierda y se metió al área, desde donde sacó un tiro que se coló entre las piernas del arquero Woodman y sentenció el 2-1. Las cosas no estaban fácil, pero los rojos tenían a Bruno Fernandes en la cancha.

En el 80’ el compatriota de CR7 sacó un zapatazo a distancia y anotó un golazo para el 3-1 final. O así parecía, pero en los descuentos Jesse Lingard también aportó con lo suyo y sepultó al Newcastle con el 4-1.

Manchester United escala hasta el primer lugar de la tabla de posiciones de la Premier League de la mano de Cristiano Ronaldo. El bicho avisa que viene a pelearlo todo y, como lo hiciera hace más de una década, se transforma en pieza clave para ir a la caza de un nuevo título del fútbol inglés.