El Real Betis de Manuel Pellegrini y Claudio Bravo suma cuatro encuentros consecutivos sin ganar en La Liga, cayendo en el más reciente 2-1 frente a Barcelona, lo que terminó por sepultar las aspiraciones de ir a la siguiente Champions League a lo que se sumó el triunfo del Atlético de Madrid en el derbi ante Real Madrid.

Es por eso que a pesar de la gran temporada que ha tenido el equipo del Ingeniero, el entrenador ya se resigna que esta es una meta que no se logrará. "Teníamos la aspiración de jugar la Champions, pero en estos dos partidos en casa ante Elche y Barça merecimos mejor resultado, pero no los tuvimos y eso hizo alejarnos de esas primeras posiciones", dijo en conferencia de prensa.

El técnico chileno explica las causas de no poder llegar a la máxima competición. "Por un lado, rabia y frustración por el tiempo que peleamos ahí, pero por otro lado las cosas vuelvan a la normalidad ante equipos con más presupuestos que nosotros. Tanto Barça, Real Madrid, Atlético y Sevilla son presupuestos más grandes y es un mérito pelear hasta el final, pero al final se impuso una lógica".

Este martes enfrentará su antepenúltimo duelo de la temporada ante Valencia, contra quienes ganó la Copa del Rey. "No es la final de Copa, es partido de Liga. No creo que cambie el estilo de ambos equipos. Los dos estilos están definidos, va a ser un partido parejo y a ver si podemos puntuar. No creo que haya mucha diferencia entre ambos con respecto al juego", indicó.

Pellegrini afirmó sentirse satisfecho de lo hecho con Betis en la temporada. "Repetimos en Europa, ganamos la Copa, jugamos tres competiciones… Son muchas las cosas positivas. Y cosas también que tenemos que intentar mejorar. No quiero mezclar la ilusión ni la frustración con la realidad. El mayor mérito del plantel ha sido substraerse de la realidad económica con respecto a otras instituciones y pelear en el campo", puntualizó.