arrow_downward
El uruguayo de 43 años no dudó y sacó del terreno de juego a su compatriota Robert Flores, reemplazándolo con el objetivo de igualar el marcador.
Internacional Internacional

¡Enajenado! Loco Abreu se manda a sí mismo a la cancha para dar vuelta una derrota de su equipo

Boston River de Uruguay estaba perdiendo ante Montevideo Wanderers cuando el entrenador, Sebastián Abreu, decidió mandar al campo de juego a su mejor delantero: Sebastián Abreu.

escrito por
Constanza Sandoval

El uruguayo de 43 años no dudó y sacó del terreno de juego a su compatriota Robert Flores, reemplazándolo con el objetivo de igualar el marcador.

El uruguayo de 43 años no dudó y sacó del terreno de juego a su compatriota Robert Flores, reemplazándolo con el objetivo de igualar el marcador. (Foto: Boston River)

Sebastián Abreu le hizo honores a su sobrenombre este domingo, cuando en un intento desesperado por empatar un partido decidió olvidar sus labores de entrenador y meterse a la cancha como jugador.

Corría el minuto 63 del partido y Montevideo Wanderer derrotaba por 1-0 al Boston Rivers comandado por el loco Abreu, quien ante la ofuscación de la derrota parcial no encontró nada mejor que enviarse a sí mismo a la cancha.

El uruguayo de 43 años no dudó y sacó del terreno de juego a su compatriota Robert Flores, reemplazándolo con el objetivo de igualar el marcador.

Abreu se mandó a la cancha a los 63' para intentar igualar el marcado ante Montevideo Wanderers.

Pero las cosas no salieron como Abreu esperaba, ya que no sólo falló en lograr igualar el marcador, sino que además presenció desde adentro cuando Leonardo Pais sentenció el partido marcado el 2-0 en contra a minutos de finalizar el encuentro.

La nueva locura de Sebastian Abreu, que se dio en el marco de la cuarta fecha del Apertura 2020 del fútbol uruguayo, ha dado la vuelta al mundo, confirmando una vez más que su sobrenombre no fue escogido al azar.

Pese a todo, la acción del loco no es del todo extraña, ya que apenas fichó por Boston Rivers, el histórico 13 dejó en claro que pretendía marcar su transición de jugador a entrenador de manera poco usual, pero factible, algo que llevó a cabo sin mediar inconvenientes este domingo.

Temas

Comentarios


Lee También

;