El primer gol de Portugal contra Uruguay trajo mucha discusión, debido a que Cristiano Ronaldo salió celebrando como si hubiese tocado la pelota tras el centro de Bruno Fernandes. De hecho la FIFA en un primer momento le dio la autoría, aunque después rectificó y el tanto se le otorgó a Bruno.

Como CR7 es niño mimado, en el programa El Chiringuito manifestaron que la Federación Portuguesa está planeando ir a la FIFA a pedir el gol para su Cristiano, debido a que tienen pruebas de un roce en el balón. Pero si querían engañar al órgano rector, en los tiempos actuales de la tecnología es imposible.

Desde Adidas aseguran que la esférica tiene un chip con un sensor, el que echa al agua al Bicho pues en esa jugada nunca "latió". "Utilizando la tecnología 'Connected Ball' alojada en el balón oficial Al Rihla de Adidas, se puede mostrar que no hay ningún contacto en la pelota de Cristiano Ronaldo para el primer gol en el juego", explican. 

Agregan en la marca deportiva que "no se pudo medir ninguna fuerza externa en la pelota, como se muestra por la falta de latido en el esférico y en las mediciones", Además, aseguran que "el sensor IMU de 500 Hz dentro de la pelota permite un alto nivel de precisión en el análisis".

De esta manera no hay debate respecto a esta anotación. Es lo mismo que ocurre en los fuera de juego que se están señalando desde el VAR, donde todo está medido de manera milimétrica, tal como ocurre con el chip de la pelota.

Debido a esto es que Cristiano seguirá teniendo 8 goles en Mundiales, gracias a su tremenda marca de haber anotado en cinco citas consecutivas: uno en el 2006, uno en el 2010, uno en el 2014, cuatro en el 2018 y uno en el 2022.

Marca que podrá seguir aumentando cuando juegue este viernes ante Corea del Sur y después en octavos de final, luego de que clasificara tras vencer en los dos primeros partidos del grupo.