El sábado 18 de diciembre de 2022, Argentina se coronó campeona del Mundial de Qatar. Luego de 36 años, la Albiceleste logró obtener su tercera estrella mundialista de la mano de Lionel Messi. Tras la final, en el estadio Lusail se formó una verdadera fiesta trasandina, la coronación que brindó las icónicas imágenes del capitán de la selección alzando el trofeo al cielo. 

Sin embargo, el retrato de Leo Messi con la Copa del Mundo, que resultó ser la foto con más 'me gusta' de la historia de Instagram tiene una pequeña particularidad: la copa era falsa. La original otorgada por la FIFA la cargaba Ángel Di María. Ahora, más de un mes después de la final, el Fideo junto a Leandro Paredes aclararon la situación. 

"Había 2 personas de la FIFA caminando atrás mío cuando tenía la copa y les pregunté por qué me seguían. Me dijeron que la que yo tenía era la original. Y cuando miró así, veo a Leo que iba a ‘cocochito’ del Kun, con otra copa y no era la original, era la trucha... era una que habían agarrado de ahí, no sé de dónde la sacaron”, contó Ángel Di María en DAZN.

Leandro Paredes se sinceró y también quiso abordar el insólito momento. “Un amigo mío la agarró de la tribuna porque era igual, era muy parecida y para hacerse la foto era muy difícil, 26 jugadores con las familias... entonces tener todos la foto con la original era muy difícil. Entonces la agarramos para hacer la foto”, expresó. 

¿De dónde salió la versión falsa?

Según el medio Clarín, una pareja de argentinos encargó una réplica idéntica de la copa, el trofeo falso tenía el mismo tamaño y peso que la auténtica. Los trasandinos llegaron hasta la finalísima en el Lusail y cuando la selección ganó la definición a penales, sacaron el trofeo y vieron una gran oportunidad. Un cercano al futbolista Leandro Paredes iba a ingresar a la cancha para sumarse a los festejos, por lo que la pareja creyó que era buena idea pasársela para que los jugadores de la Albiceleste la autografiaran. 

Sin embargo, no esperaron que la historia diera un vuelco y la copa falsa terminara, quizás por la euforia de las celebraciones, en las manos del '10' de la selección, que fue avisado por el mismo Di María minutos después de las cientos de fotos que se tomó con la réplica. 

Una anécdota que, sin dudas, quedará por siempre en los hinchas del conjunto albiceleste y en la historia de los Mundiales. Es decir, se recordará a Lionel Messi festejando el título más importante de su carrera con un trofeo falso.