La fase regular del Campeonato Femenino 2022 ya terminó y son siete los clubes que se quedaron sin pan ni pedazo; dos descendieron, dos se jugarán la permanencia en Primera División de cara a 2023 y otros cuatro buscarán convertirse en campeones del certamen a partir de la fase de semifinales.

Universidad Católica es uno de esos equipos que ya acabó su participación este año. Por esa razón, en la tienda precordillerana comenzaron a definir la continuidad del plantel y también del cuerpo técnico. Ronnie Radonich, histórico DT de las Cruzadas, se despidió este miércoles de sus dirigidas.

La temporada 2022 no fue la mejor para la UC. En la primera rueda terminaron en el séptimo puesto de la tabla solo por diferencia de gol y clasificaron con lo justo al grupo A del certamen. En la segunda rueda fueron octavas, donde sumaron apenas un triunfo sobre la Universidad de Concepción y siete derrotas.

La gerencia técnica le anunció esta semana a Radonich que no continuaría dirigiendo a Universidad Católica durante la próxima temporada, por lo que Helaine de Grange y su staff ya comenzaron con la búsqueda de entrenador o entrenadora para su equipo femenino.

El desafío será grande, ya que será la primera temporada en que las Cruzadas sean un equipo profesional. Debido a la entrada en vigencia de la ley que exige la firma de contratos entre clubes y sus jugadoras, en la UC se propusieron superar el 50% mínimo que exige el reglamento para el primer año.

Radonich llevaba cuatro temporadas consecutivas dirigiendo al primer equipo femenino de Católica. Anteriormente fue DT de la selección chilena femenina, en un periodo que se prolongó entre diciembre de 2013 y septiembre del 2014, justo antes de la desaparición del ranking FIFA y del comienzo de la era José Letelier.