Colo Colo sufrió y lo pasó mal en el debut ante Cerro Porteño. Pero el Cacique supo aguantar a su rival paraguayo y en el cierre del partido llegó el premio tan esperado. Es que con potente remate Lucas Cepeda aseguró el primer triunfo para el equipo en el grupo A de la Copa Libertadores

Definición que desató la alegría en los 35 mil hinchas que llegaron al estadio Monumental. Pero que a su vez hizo vivir un momento inédito para el entrenador trasandino Jorge Almirón

Es que en la transmisión del partido se apreció como el entrenador de 52 años dejó atrás todo tipo de protocolos y seriedad para saltar a la cancha a celebrar el gol. Si hasta gritó, se abrazó y lanzó agua como si fuera un jugador más. “Es la primera vez que me toca así. Nunca había vivido esto en la última jugada. Es algo muy especial. Me volví loco”, confesó Jorge Almirón post partido.

Con la emoción a flor de piel, el estratega analizó lo ocurrido contra el “Ciclón” y reconoció que la igualdad era lo más justo. A su vez llenó de elogios al joven jugador que se transformó en el héroe de la noche. 

El empate hubiese sido también justo, por cómo se dio el partido, pero sacamos la ventaja al final, los chicos entraron bien y me deja muy contento por Lucas (Cepeda). Los partidos de copa son así, son muy cerrados”, apuntó. 

Almirón piensa en Ñublense

Pero el estratega no se queda en el resultado de este miércoles y ya con las pulsaciones controladas, se enfoca en el próximo partido. Lo que ahora será contra Ñublense el sábado 6 de abril. 

Seguimos para adelante mejorando cosas. Ahora nos enfocamos en el sábado que va a ser duro. Queremos ganarlo todo, más con esta camiseta. Lo de hoy fue muy lindo, pero ya está. Mañana empezamos de cero otra vez”, sentenció.