Colo Colo tiene la chance de ser campeón en los próximos días, pues a falta de cinco fechas para que termine el Campeonato Nacional le lleva 11 puntos de ventaja a Curicó y Ñublense, sus más cercanos perseguidores. Por eso es que solamente un descalabro provocaría que no conquistaran las estrella 33.

Los albos bailan con la bonita en estos momentos, aunque hace poco más de un año y medio sufrían por estar peleando el descenso. Una herida de guerra que marcó a muchos jugadores de ese plantel, que lograron levantar el rendimiento.

Así lo expresó César Fuentes, uno de los mediocampistas que estuvo en cancha en el Fiscal de Talca ante la U. de Conce en febrero del año pasado. A pesar de que seguró que "no es algo que hemos hablado entre nosotros" en el plantel, sí sacó lecciones de ese trago amargo.

"La sensación mía es que nunca dejamos de creer en lo que éramos como jugador. Sabíamos que debíamos sacar esto adelante, nos enfocamos en entrenar para llevar a Colo Colo donde tenía que estar", confesó convencido del trabajo.

Agregó el formado en O'Higgins que "nunca bajamos los brazos y ahora luchamos para salir campeones", donde le da mucho mérito de lo que sucede a Gustavo Quinteros, el guía de un elenco que aprendió a ser competitivo.

"Todos sabemos la calidad del profe, muchos querrían contar con él en su plantel", contó Fuentes, agregando que no se le pasa por la cabeza que se vaya de Colo Colo. "Se le ve comprometido, piensa en ganar el domingo solamente", cerró.