Colo Colo se vio impedido de alargar su gran momento en el Campeonato Nacional al caer 1-0 ante Ñublense, de manera sorpresiva, en el estadio Monumental. Un duro golpe para un equipo que venía a un gran ritmo y con un envión anímico bastante importante luego de llevarse 3-1 el Superclásico ante Universidad de Chile.

Los chillanejos sacaron provecho absoluto de su efectividad pues por gran parte del primer tiempo el dominio fue absoluto por parte de los albos, pero la pegada que les sobró ante el Bulla en Rancagua. Sin duda uno de los resultados que menos se veía venir en esta jornada 23 de la temporada.

La visita logró hacer su trabajo al minuto 35 en una pelota que filtró Federico Mateos hacia Hugo Silvera, quien aprovechando de su fortaleza física se sacó de manera impresionante la marca de Emiliano Amor, le ganó la carrera a Maximiliano Falcón y cuando llegó a línea de fondo mandó un preciso centro a la cabeza de Matías Moya, quien no perdonó.

El comienzo del segundo tiempo fue trepidante con los de Gustavo Quinteros empujando en búsqueda del empate y estuvieron cerca, tanto que la defensa de Ñublense logró sacar dos pelotas que iban directo al gol pero la lograron sacar sobre la línea, además de varias intervenciones de Nicola Pérez.

Colo Colo también tuvo un susto grande de quedar con una desventaja más grande con un disparo al palo de Mateos desde afuera del área. El Cacique se queda con 43 puntos en el primer lugar de la clasificación con solo dos de ventaja sobre Unión La Calera y cinco con respecto a Universidad Católica.