Colo Colo se mentaliza para una final anticipada frente a River Plate, duelo que se disputará este jueves por la penúltima fecha del Grupo F de la Copa Libertadores 2022, en el estadio Monumental de Buenos Aires.

El Cacique viajó a Argentina pasado el mediodía de hoy y el director de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, fue uno de los que habló en el aeropuerto en la previa del vuelo.

El dirigente de Colo Colo se refirió a la búsqueda de director técnico en la selección chilena, que tuvo a Gustavo Quinteros como candidato en una fórmula con labores compartidas a medias entre la Roja y el Cacique.

“Sin dudas, a quién no se le puede ocurrir que Gustavo es de selección, pero él está concentrado en Colo Colo, estamos en instancias muy importantes. Si hacemos un buen trabajo en los dos partidos que quedan seguramente estaremos en octavos de final y él no va a dejar eso. Tenemos entrenador para rato, tranquilidad a los colocolinos”, dijo Mosa.

Y la última frase toma peso. Es que la opción de que Quinteros dejara Colo Colo para tomar la Roja realmente estaba generando complicaciones en el Monumental. ¿Qué pasó? Personeros de Blanco y Negro fueron acosados por fanáticos en los últimos días, presionados con amenazas para que el DT se mantenga en la banca de los albos.

El mismo Mosa confirma entre líneas los problemas e incomodidad que generó en Blanco y Negro el acoso de estos “hinchas” para que Colo Colo no dejara partir al técnico a la selección chilena.

 

“El otro día estuve conversando con el presidente de la ANFP (Pablo Milad) y sugerí que hicieran un comunicado que sacaron ellos para confirmar que no están en conversaciones con Gustavo Quinteros, porque nos estaba afectando la concentración de todos. La ANFP desmintió estas cosas de que habían almuerzos y reuniones, y nosotros sabíamos que no era así, porque conversábamos todos los días con Gustavo, así que estamos muy tranquilos”, sentencia Quinteros.

Es decir, un club aconsejó a la selección chilena, a través de la ANFP, sobre las directrices a tomar en medio de la búsqueda del nuevo entrenador de la Roja debido a las presiones de violentistas. Uno de los tantos ejemplos para entender por qué Quilín debe separarse de la Federación de Fútbol Chileno.