Como si fuera poco el bochorno ocurrido en la Supercopa de Chile 2024 entre Huachipato y Colo Colo, a Marcelo Díaz se le salió la cadena y apareció en redes sociales ironizando con la suspensión del primer partido oficial de la temporada en el fútbol nacional, que dejó el trofeo en suspenso tras terminar abruptamente en los 85’.

Durante todo el duelo, que significó la reapertura del Estadio Nacional tras las remodelaciones para los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, un grupo de barristas de Colo Colo tuvo en jaque a la seguridad y la organización.

Ya sobre el final el árbitro José Cabero suspendió el duelo por segunda vez y en esta oportunidad fue definitivo. Los barristas de Colo Colo habían lanzado proyectiles y encendido fuego, traspasando además el sector de la galería para meterse a la pista de recortán. Las llamas incluso afectaron el Memorial a los Detenidos Desaparecidos.

Casi al instante de la suspensión de la Supercopa, Marcelo Díaz subió a su cuenta de Instagram una foto aérea del Estadio Nacional ocupado por hinchas de Universidad de Chile y el mensaje “nosotros te queremos, nosotros te cuidamos. Somos y siempre fuimos diferentes”.

La reacción de Marcelo Díaz

En la publicación, Carepato etiqueta a la cuenta oficial del Chuncho y a la barra de Universidad de Chile, el broche de oro para la desacertada aparición del jugador que regresó a los azules como capitán.

Es que la ironía de Díaz no ayuda en nada a solucionar un problema serio y grave que echó raíces en el fútbol y la sociedad chilena. Como si fuera poco, tampoco hay que rebuscárselas para mucho para recordar incidentes e incluso destrozos protagonizados por la barra azul, tanto en el Nacional como otros estadios.

La respuesta es sencilla, más allá de que las razones y fundamentos sean múltiples y profundos: el fútbol chileno está tomado por delincuentes que se creen dueños y protagonistas de una actividad que no les pertenece, porque también perjudican a los verdaderos hinchas.

Y estos delincuentes están presentes entre los fanáticos de todos los clubes. Y una vez más el gran perdedor es el fútbol chileno en su conjunto. El papelón es amargo y doloroso.

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.