Indudablemente, el duelo entre Everton y Palestino en el Sausalito de Viña del Mar estuvo lleno de emociones. El empate sobre la hora, sumado al penal atajado por César Rigamonti en los descuentos, le agregaron sazón a un duelo entre escuadras irregulares en el Campeonato Nacional.

Pero, quedaban emociones por develar. El informe arbitral recogió una situación acontecida justo con el pitazo final, que involucra al jefe de prensa de Palestino, Josué Laval Atal. El funcionario del Tino hizo gestos demostrativos de poco amor hacia la hinchada viñamarina y se dirigió a encarar al jefe de seguridad ruletero.

“Mueve la ra…, conch…”, señala el informe arbitral que Laval Atal le dijo al encargado de seguridad local, ante lo cual el cuarto juez se acercó, testigo de lo que estaba aconteciendo.

El cuarto árbitro le solicitó a Josué, según el informe, que se retirase del lugar, por no estar autorizado, ante lo que el jefe de prensa árabe replicó “yo puedo estar aquí, apréndete las bases malo cul…”, de forma “prepotente”.

La situación será analizada y se espera llegar a tener una resolución o castigo al respecto. Mientras, desde Palestino se han mantenido en silencio.

Esto no es lo único que ocupa el elenco árabe, que hoy será parte de una marcha convocada por la Comunidad Palestina, que rememora los 75 años de la Nakba, éxodo del pueblo palestino por la invasión israelí.