Un partido clave se jugó en el estadio El Teniente de Rancagua, donde Universidad de Chile recibió a Ñublense, en duelo de equipos que luchan en la parte alta de la tabla de posiciones.

Pero en el duelo, aparte de las llegadas y los tiros al arco, ocurrió un hecho anecdótico, porque el delantero Mathías Pinto ingresó al terreno de juego con una camiseta pintoresca, por decir lo menos.

Al parecer el elenco de Chillán se quedó corto de indumentaria, y tuvieron que enmendar la polera número 37, para que se transformara en la 7, la que usa el atacante formado en la U.

El apellido Pinto fue escrito a mano con lápiz, e intentaron borrar de alguna forma en número 3, para que quedara solo el 7, con el que el que está inscrito Pinto en el Campeonato Nacional.

El hecho, obviamente no pasó desapercibido y los usuarios de redes sociales se están haciendo un festín con la camiseta de Mathías Pinto.