Patricio Rubio se convirtió oficialmente en el primer refuerzo de Alianza Lima bajo el mando de Mario Salas, luego de que confirmara la firma del contrato que lo vinculará al elenco peruano, que dirige Mario Salas.

El Comandante fue entrenador de Patito durante su paso por Barnechea e incluso quiso llevarlo a Colo Colo, pero el visto bueno solo llegó con su arribo al fútbol peruano, donde podrá contar con los goles del delantero nacional.

Rubio mostró el momento de la firma de su contrato en redes sociales con una escenografía especial, ya que el telón de fondo lo compone la camiseta de Ronaldinho, con quien el ariete compartió camarín durante su paso por el Querétaro de México.

"Feliz con este nuevo desafío. Agradecer también a los hinchas evertonianos que siempre me apoyaron. Espero pronto reencontrarnos", posteó el delantero en su cuenta de Twitter para enmarcar el momento de su partida.

Lo que viene para Rubio tendrá las dificultades que representa la emergencia sanitaria en Sudamérica. Deberá viajar a Lima en un vuelo especial y posteriormente cumplir con un periodo de 14 días de cuarentena.

Posteriormente, el atacante podrá integrarse a los entrenamientos presenciales del cuadro aliancista, que ya tienen al mando a Mario Salas, después de que el mismo entrenador superara un cuadro de covid 19.

Por su parte, Everton quedará con el desafío de reforzar su ataque, ya que lamentó la partida de Rubio, del colombiano Jonathan Copete, que regresó al Santos de Brasil, y del paraguayo Walter González; todos durante el receso por la emergencia sanitaria.