Federico Valverde es la carta perfecta para cubrir dificultades de Zinedine Zidane y su versatilidad quedó de manifiesto, nuevamente, en el partido de vuelta de los cuartos de final de Champions League en el que Real Madrid visitaba a Liverpool en Anfield con la meta de cuidar el 3-1 que consiguieron en la ida. El uruguayo fue lateral derecho ante la ausencia de Lucas Vázquez, lesionado por lo que resta de temporada.

Para el técnico merengue la opción del charrúa fue la mejor por las bajas en esa posición y la poca confianza en Álvaro Odriozola, quien poco ha jugado en la temporada. Allí fue el sudamericano que si bien tuvo problemas en la defensiva, cumplió su tarea a la perfección, pocos días después de brillar en El Clásico de La Liga ante Barcelona.

Valverde ha pasado por varios inconvenientes físicos en esta campaña y para este partido no ha llegado de la mejor manera y así lo reveló su novia, Mina Bonino, a través de su cuenta de Twitter.

La periodista subió una foto de una videollamada con su pareja en la que mostraba cómo estaba su tobillo. "Esto fue hoy a la tarde. No quería poner nada hasta que terminase el partido y seguro después me retes por publicarla, pero debo hacerlo igual porque es tu esfuerzo y nadie te regalo nada", escribió.

Luego, reveló, que Valverde llegó infiltrado para este compromiso, demostrando toda la garra charrúa que está a disposición del Real Madrid. "Día y día pinchándote para estar firme y hoy cumpliste más que nunca. Sos nuestro orgullo", añadió.