En Universidad de Chile no quedaron conformes luego de la derrota ante Everton por el Campeonato Nacional, lo que cortó el avance que había mostrado el equipo desde la llegada de Sebastián Miranda.

Pese a eso, el entrenador interino aseguró que gran parte de lo que pasó en el encuentro se debe a los cobros del juez Héctor Jona y sus colaboradores: "La vara no se midió para el mismo lado y eso da ventajas".

"Fueron detalles. Sin duda que jugadas específicas marcaron diferencias, sobre todo los goles. En el primero la corren dos metros hacia atrás y nadie dice nada. En el que anulan a nosotros fue muy ajustado y no la va a ver. Las tarjetas amarillas nos fueron condicionando. Obviamente el juego de Everton en algunos momentos nos vimos complicados. A pesar de todo, el equipo se vio bastante bien, tuvimos llegadas que no pudimos concretar, pero fueron pequeñas diferencias o detalles", comentó Miranda.

En ese sentido el entrenador de Universidad de Chile nuevamente pegó sobre los árbitros, como por ejemplo en la jugada que cobraron posición de adelanto por parte de Cristián Palacios.

"No sé si nos perjudica o influye en el resultado, pero sí lo hace en el juego  y nos va condicionando. El primer gol es notorio. Las líneas que tiran para el offside de Ronnie están muy al límite. Más que influir en el resultado lo va haciendo en el juego", detalla Miranda.

Por lo mismo, asegura que queda conformes por las llegadas que se crearon y por la entrega de sus jugadores, pero que no tiene dudas de que hay cosas por mejorar.

"Son partidos completamente distintos, La Serena juega de una manera y Everton de otra forma. Hubo rendimientos individuales a la altura. Estoy conforme con la entrega. El equipo generó opciones de gol. Prefiero rescatar las cosas positivas del juego", finaliza.