Hay momentos en la Quinta Vergara que pasan a la historia y que quedan para siempre en el recuerdo del Festival de Viña del Mar. Sin dudas, Andrea Bocelli protagonizó uno de ellos esta noche, en la cual triunfó y de qué manera sobre el escenario más importante de Chile.

El tenor italiano era éxito garantizado por nombre, pero eso a veces no asegura nada. Bien lo sabe Maroon 5 y Adam Levine, quienes todavía deben leer recetas de platos chilenos en sus perfiles de Instagram. A las 21:50 horas el cantante pisó el escenario y solo le bastaron un par de segundos para emocionar a los presentes en la Quinta Vergara y a los espectadores en todo el mundo.

No es necesario ser un seguidor de Bocelli para conocer alguna de sus grandes canciones. El italiano vistió de gala a Viña del Mar con un espectáculo salido de una película, con más de 100 músicos sobre el escenario. La puesta en escena y la potencia de su voz le pusieron los pelos de punta a más de alguno. El tenor es capaz de sacarle una lágrima hasta al desierto de Atacama.

Andrea Bocelli arrasó en Viña

La “Donna e mobile”, “Bésame mucho” y “Vivo per lei” fueron algunas de las grandes canciones que interpretó el italiano, en compañía de talentosas cantantes que fueron parte del show, así como también de numerosos cambios de vestuarios. Incluso, se dio el lujo de subir al escenario a su hijo Matteo de 26 años, quien tampoco desentonó. Bien dicen que lo que se hereda no se hurta.

A las 22:57 no hubo más remedio para calmar a un público en éxtasis que entregarle a Andrea Bocelli la merecida Gaviota de Plata. Esta contó con la particularidad de estar en lenguaje braille, algo que por primera vez se realizó en el Festival de Viña del Mar. Tras “Por ti volaré”, vino la Gaviota de Oro. A esa altura, hasta la de Platino habría parecido poco.

“Si Dios quisiera tener una voz para cantar, debería sonar mucho como Andrea Bocelli”, señaló Céline Dion una vez. Tras el espectáculo de esta noche, hasta el más ateo le daría la razón a la cantante canadiense. Muchos ya postulan la presentación del italiano como una de las mejores en la historia del Festival de Viña del Mar. Argumentos hay de sobra para pensarlo. Un show impactante, extraordinario e inolvidable.

Luego de una hora y media de show, Andrea Bocelli dejó el escenario. Pese al pedido del Monstruo, no hubo Gaviota de Platino para el tenor. María Luisa Godoy y Francisco Saavedra mandaron al Festival a comerciales, mientras la gente seguía vuelta loca por el italiano. Al italiano no le quedó más remedio que salir unos minutos para seguir recibiendo aplausos del respetable, tras lo cual se retiró de manera definitiva de la Quinta Vergara.

Revisa los mejores momentos de Andrea Bocelli en el Festival de Viña: