arrow_downward
Fernández con Messi en la final de 2015
Seleccion Chilena Entrevista RedGol

Walter Safarian llena de elogios a Matías Fernández: "Es extraordinario, perfectamente pudo haber jugado para la Argentina"

El reconocido periodista de FOX Sports habló maravillas del volante albo, y dijo en RedGol que en su momento pudo haber vestido la camiseta albiceleste.

escrito por
Carlos Silva Rojas

Fernández con Messi en la final de 2015

Fernández con Messi en la final de 2015 (Foto: Getty)

Matías Fernández nació el 15 de mayo de 1986 en la localidad de Caballito, Buenos Aires, es por ello que también pudo optar a jugar por la selección argentina en su momento, pero siempre se decantó por Chile.

El ahora volante de Colo Colo fue el Mejor Jugador de América en 2006, y despertaba el interés en todo el continente, incluido su país natal.

El reconocido periodista argentino Walter Safarian conversó con RedGol mediante IG Live, y reconoció que el Mati perfectamente pudo haber jugado en su momento con el equipo albiceleste, dado a su buen nivel.

"Matías Fernández es un jugador extraordinario, al haber nacido en Argentina tranquilamente pudo haber jugado en la albiceleste", dijo el rostro de FOX Sports.

Fernández
El penal del Mati a Argentina - Getty

"La situación de Matías Fernández es muy parecida a la de (Franco) Di Santo, porque él también jugó en la Argentina, y aquí no jugó nunca", agregó sobre lo mismo.

Luego Safarian recordó el hecho que cambió las reglas de los jugadores nacionalizados, puntualizando el caso del brasileño-italiano Thiago Motta.

"En los tiempos de Matías Fernández no se podía jugar por dos selecciones, una vez que vos jugabas para la Sub 20 ya estaba. Todo cambió con una situación de Thiago Motta, del PSG. Él jugó para Brasil un Mundial Sub 20 y le hizo un reclamo a la FIFA diciendo que él nunca había jugado por la selección brasileña mayor y que quería jugar por Italia, y le terminó ganando la pulseada. Es así como existe un antes y un después", explicó.

Temas

Comentarios


Lee También