Cristopher Toselli maravilló a todo un país con sus actuaciones junto a la selección chilena sub 20, donde gracias a su talento se erigió rápidamente como el favorito para tomar la posta de Claudio Bravo en La Roja a futuro, sin embargo, por las vueltas del fútbol y la vida aquello nunca ocurrió. Eso sí, el portero se las arregló para cosechar grandes éxitos a nivel de clubes.

Hoy, con 33 años y un presente tranquilo junto a Palestino, el arquero formado en Universidad Católica realizó un balance de lo que ha sido su destacada carrera hasta ahora, revelando que sus expectativas eran distintas.

Toselli conversó en extenso con El Mercurio, donde habló de su vida en el fútbol y la lucha interna que le acompaña a diario y le impide alcanzar la tranquilidad que quisiera.

"Soy súper autoexigente y las expectativas que tenía de mi carrera eran distintas", comenzó revelando el portero campeón de la Copa América Centenario.

"Pero hay otra cosa que me pasó con los años: me costaba valorar lo que he logrado. En la UC conseguí muchas cosas, pero antes de ir al extranjero lo único que pensaba era salir, salir y salir", confesó.

Cristopher Toselli aseguró que "cuando volví a la UC y ni siquiera jugaba, lo valoré mucho más, incluso estando en la banca".

El multicampeón con la Católica también se dio el tiempo de revelar el otro anhelo que le hubiera gusta cumplir. "Quería más en la selección, donde estuve mucho tiempo, pero jugué poco, pues Claudio (Bravo) es uno de los mejores arqueros de la historia de Chile".

"Hasta el día de hoy no estoy tranquilo ni relajado. Ojalá fuera así, porque sufriría menos, me pondría menos presión, disfrutaría mucho más", reveló, añadiendo que "no es que tenga menos ganas ni nada, al contrario, estoy feliz en Palestino. Antes pensaba sólo en el futuro, no en el presente".

Eso sí, y pese a las crudas confesiones en torno a su carrera, Cristopher Toselli se mostró muy agradecido por las oportunidades que ha tenido, destacando en especial a José Luis Sierra y Palestino. "Valoro la confianza que me tuvo el club y un técnico con mucho prestigio. Yo buscaba continuidad".

 

"Me hubiese quedando en la UC a pelear el puesto, pero iba a estar más incómodo que otros años. No iba a entregarme al 100 por ciento como otros años. Jugar era una necesidad", cerró Toselli.