Desde la ANFP mueven sus piezas para que la selección chilena pueda ser local frente a Argentina en la próxima jornada de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022 en Calama, buscando aprovecharse de los 2260 metros que tiene la ciudad del norte de nuestro país.

La noticia fue llegando a tierras transandinas y la prensa tuvo todo tipo de reacción, desde la preocupación hasta bajarle el perfil totalmente como lo hizo TyC Sports, que creen que ir al estadio Zorros del Desierto no le complicará tanto como visitas a los seleccionados de Bolivia y Ecuador.

"Las dificultades que afrontaron históricamente los seleccionados argentinos en la altura datan especialmente de la boliviana La Paz (3.650 metros sobre el nivel del mar), en menor medida la capital ecuatoriana Quito (2.850) y mucho menos la colombiana Bogotá (2.650), por lo que la incidencia en este caso no sería tan efectiva", afirmaron en su sitio web.

En el diario La Nación se mostraron un poco más cautelosos. "La selección de Chile quiere aferrarse de todo lo que pueda para tratar de ganar tres de los cuatro partidos que quedan e intentar llegar a la Copa del Mundo de Qatar 2022. Y, entre otras acciones, está evaluando con firmeza recibir a la Argentina, a fines de enero próximo, en Calama, una ciudad con altura".

El siempre polémico Olé informó la noticia en su cuenta de Twitter y aseguran que es una "estrategia para frenar a la Scaloneta" mientras que dentro de su página lo vendieron como "mañas chilenas".

Los malos recuerdos

Los medios argentinos no perdieron el tiempo para buscar antecedentes negativos sucedidos en el recinto norteño y recordaron lo ocurrido en 2001 durante los octavos de final de la Copa Libertadores cuando Cobreloa recibió a Libertad de Paraguay y el árbitro transandino Ángel Sánchez recibió un proyectil lanzado desde la tribuna.

El juez estuvo insconsciente por varios minutos, además de recibir un corte en su sien derecha, pero afortunadamente se pudo recuperar y tras el triste episodio el compromiso debió ser suspendido.