La Generación Dorada no merecía estar cerrado su etapa con malas estadísticas. La selección chilena venía de una dura mala racha sin anotar, pero contó con Alexis Sánchez para que esto llegara a su fin. Aunque pese a ello, este martes la Roja de Eduardo Berizzo no pudo salir con el brazo en alto y rescató un agónico empate 2-2 en el último partido de la gira por Europa.

El equipo de todos no lo había pasado bien y arrastraba 6 fechas sin saber de anotaciones. Pero como tantas otras veces, contó con un Niño Maravilla que estuvo peligroso en las ocasiones que tuvo para romper con la sequía de goles.

La obligación de marcar y la urgencia por volver a los triunfos generó que la selección chilena saliera con todo. Eduardo Berizzo cambió la formación, sacando a Erick Pulgar, Charles Aránguiz, Juan Delgado y Ben Brereton Díaz, para sorprender con nombres como Ángelo Henríquez, Marcelino Núñez y Diego Valdés.

Ya desde el primer minuto la Roja dejó claro que intentaría ponerse en ventaja temprano. Esto principalmente con Alexis Sánchez, que fue clave para generar peligro y rematar apenas tenía el balón de cara frente al arco. Varias fueron las ocasiones en los primeros 20’ de juego, aunque ninguno de ellos se pudo concretar.

Qatar intentaba con sus méritos, principalmente gracias a los ataques de Akram Afif, Hassan Al Haydos y Abdulaziz Hatem. Aunque sería nuestro país el que lograría ponerse adelante en el marcador y así romper con su terrible sequía de goles a nivel adulto.

Cuando el reloj marcaba los 37’ de juego, Gabriel Suazo recuperó un balón por la izquierda y encaró al área. Ahí se juntó con Alexis Sánchez con una pared, para luego dejarlo solo. El Niño Maravilla no perdonó y sacó un bombazo para romper el arco, decretando el 0-1 de la alegría en Austria y que puso fin a 581 minutos sin saber de goles.

 

La molestia en Qatar era evidente y se vería reflejada en la propuesta en el segundo tiempo, donde salieron a buscar con todo el empate. Mientras tanto, el tocopillano seguía haciendo de las suyas, obligando al rival a provocar faltas y espacios en los que se pudo hacer mucho más daño. En los 55’ otra vez el lateral de Colo Colo se jugó la personal, dejando solo a Marcelino Núñez, pero el hombre del Norwich no definió bien y desperdició una oportunidad que costó caro.

Qatar se volcó al arco para dar con el empate y tendría su premio. A los 59’ Chile intentó salir jugando, pero Francisco Sierralta falló en un despeje. El rebote en Almoez Ali le quedó servido a Akram Afif, que no perdonó y decretó el 1-1 ante un Gabriel Arias que poco pudo hacer para evitarlo.

Como si eso fuera poco, otra vez el zaguero del Watford cometería un error clave. En 66’, el defensor despejó de cabeza, pero la pelota le cayó en los pies a Hassan Al Haydos, que no dudó en sacar un tremendo misil a distancia para batir otra vez a Arias y poner en ventaja a los anfitriones del Mundial.

Tras ese golpe, Eduardo Berizzo decidió mover las cosas y realizó cambios. Sacando a Gabriel Suazo, Ángelo Henríquez y Marcelino Núñez, el Toto envió a la cancha a Eugenio Mena, Ben Brereton Díaz y Víctor Felipe Méndez. Con esto la Roja encontró otro aire, con el que se comenzó a acercar otra vez a la portería rival.

Fue así como el reloj avanzó hasta el 78’, cuando una buena jugada elaborada terminó con un centro a la izquierda que recibió Diego Valdés. Juntándose con el Keno, lograron un centro al área que Big Ben punteó y Arturo Vidal logró pinchar para meter el balón en la portería y marcar el 2-2 que puso toda la emoción para el cierre del encuentro.

El tanto llevó a la Roja a ir con todo a buscar el triunfo. Batallando por todas partes, logró en los 81' tener la gran oportunidad. Víctor Felipe Méndez entró al área y recibió una falta de Homam Ahmed, lo que llevó al VAR a acusar el penal. Alexis Sánchez tuvo en sus pies el remate, pero el arquero Meshaal Barsham le adivinó el lado para negarle los abrazos, en la última gran oportunidad.

Chile cierra así la gira por Europa, consiguiendo una derrota con Marruecos y un empate con Qatar. Ante selecciones mundialistas, la Roja hizo lo posible y deja claro que tiene mucho por mejorar. Sin embargo, con la actitud mostrada hoy y afinando detalles, de seguro los triunfos volverán.

 

 

Así fue el partido amistoso de Chile y Qatar en la fecha FIFA de septiembre