Por esas cosas de la vida, a Tomas Barrios le ha tocado un camino cargado a lo nacional en el Challenger Dove Men+Care de Temuco. En primera ronda venció a Diego Fernández (684°) y ahora, en segunda ronda, debe enfrentarse este jueves a Matías Soto (702°), poseedor de una gran historia previa.

El chileno de 24 años optó por irse a estudiar a Estados Unidos y en el circuito de tenis universitario se fue puliendo en el deporte. En Baylor, el copiapino fue una de las raquetas principales y ahí tuvo la oportunidad de competir con exponentes que ahora son top animadores importantes en el circuito, como Ben Shelton (17°), Rinky Hijikata (71°), Arthur Rinderknech (96°), Maxime Cressy (125°) o Brandon Nakashima (133°).

Pero el inicio de su carrera profesional, que se dio recién en 2022, ha sido más lento de lo esperado. Este año logró un tremendo resultado en el dobles del Chile Open, donde llegó a la final, pero tras ello las lesiones lo complicaron. Debió operarse de la espalda y su regreso ha sido más bien irregular.

Y por convicción, Soto no se queda. Ya le muestra los dientes a alguien que conoce de cerca gracias a las nominaciones que se ha ganado a Copa Davis, donde todavía no ha podido debutar. “A Tomás lo conozco, entrenamos juntos, así que va a ser un partido entretenido para ambos”, señaló a RedGol.

“Yo me tengo toda la fe del mundo, así que, a competir, a luchar y aprovechar el buen momento. Ayer (martes) me sentí jugando bastante bien y espero poder mantenerlo con un rival difícil, hay que estar preparado” señaló en la previa de ese compromiso.

Además, valoró el hecho de jugar en cancha rápida en un torneo en Chile, algo poco habitual en la historia de nuestro país. “Es difícil tener un torneo de cemento en Chile. Me siento cómodo. Jugar tanto tiempo en cancha dura me hizo perfeccionar mi tenis en esa superficie. No es algo nuevo para mí”.

Su experiencia en Estados Unidos

El chileno habló también de su experiencia en Estados Unidos y la comparó con la posibilidad de jugar Copa Davis. Sobre cómo llegó allá, Soto recalcó que “fue una decisión que fue difícil en el momento, pero me di cuenta rápido que era lo mejor. Estoy super contento de haberla tomado. Aprendí mucho de la vida”.

“El nivel es altísimo y gracias a mi universidad siempre pude jugar en las competencias importantes, siendo una de las raquetas principales, como uno o dos del equipo, eso me hizo enfrentar a lo mejor de lo mejor. Fue una preparación muy buena para el Tour”, agregó.

“Siento que mi carrera está para mucho. Por algo decidí, tras graduarme de la universidad, salir a competir al circuito. No lo hubiese hecho si no hubiese sentido que tenía la posibilidad de llegar a lo más alto”, agregó quien en su momento llegó a ser 523° del mundo.

“No tengo metas en ranking, pero si me siento capaz de jugar los grandes torneos, los Grand Slam, ir a la Copa Davis. En ese caso es un camino largo, difícil, pero sé que lo puedo lograr. Esto es constancia y disciplina”, recalcó con convicción.

Sobre la Copa Davis, Soto destacó que “me siento capaz de poder jugar, ser parte del equipo y competir. No quiero ser el cuarto o quinto singlista, quiero pelearle los cupos a los de arriba y competir en Copa Davis. Me siento capaz de estar ahí y ser llamado. Es una meta y un sueño que tengo desde muy chico”.

“Siento que jugar por Chile es algo único y algún día espero poder hacerlo por los puntos. Lo viví en el tenis universitario. No hay nada mejor que llegar a una serie empatada y que de tu partido dependa el futuro del equipo. Es un sueño jugar en una serie así y ser el encargado de dar la serie para Chile”, cerró.

¿Qué tenista es el mejor de la historia?

¿Qué tenista es el mejor de la historia?

YA VOTARON 0 PERSONAS

Sigue todas las noticias del deporte nacional, internacional y las tendencias en nuestro país en los canales de difusión de RedGol. Puedes hacerlo en WhatsApp o Google News.