Este domingo 5 de junio recién pasado Rafael Nadal (4º ATP) hizo historia tras vencer a Casper Ruud (6º ATP) en la final de Roland Garros, con lo que levantó su decimocuarto trofeo del torneo francés de arcilla. Eso sí, a dos días de la hazaña las celebraciones quedan en el pasado y hay otras cosas más importantes en las que enfocarse como su lesión.

Y es que el legendario tenista español de 36 años sufre desde 2005 con el síndrome de Müller-Weiss en su pie izquierdo, y tras coronarse como el flamante campeón del Abierto de Francia regresó a España para atenderse con su médico personal Ángel Ruiz Cotorro, y llegó hasta su consulta cojeando.

Una vez dentro de la sala de atención de la eminencia de la medicina deportiva, Rafa recibió atención en el pie que él mismo ha reconocido que usa prácticamente dormido para poder lucirse dentro de la cancha, pero la imagen de su salida del centro médico llamó la atención y preocupó a varios.

Esto porque el periodista deportivo Marc Fuster compartió un video en el que se puede ver a Rafa llegando a su casa en muletas después de ser atendido, una durísima situación.

Con respecto a los fanáticos que lo esperaban, el comunicador deportivo de Antena 3 Deportes reveló que le preguntaron por sus sensaciones, y entre risas Rafa contestó "no tengo sensaciones", haciendo alusión a la durísima lesión que lo persigue desde los 18 años.

¿Una solución a todo este drama? Nadal se la explicó recientemente a Marca: "A nivel físico lo que tengo y a nivel del pie si quiero me podré quitar el dolor de una manera bastante definitiva. Lo que pasa es que para quitarme el dolor me tengo que hacer una operación que es fijarme el pie con lo cual no podría seguir jugando tenis".

Ahora, Rafael Nadal tendrá que esperar a ver como evoluciona su pie izquierdo para ver si podrá o no participar en las competencias que vienen, donde él mismo reconoció en la conferencia de prensa tras ser campeón de Roland Garros que, si el cuerpo se lo permite, quiere ganar Wimbledon.

"Voy a estar en Wimbledon si mi cuerpo está listo. No es un torneo que me quiero perder, me encanta Wimbledon. Allí tuve mucho éxito. Vivo emociones increíbles allá y quiero ganarlo", explicó.