Un gran primer día tuvo el equipo chileno de la Copa Davis, porque se puso en ventaja por 2-0 ante Eslovenia en Viña del Mar, por el Grupo Mundial I, donde Alejandro Tabilo y Nicolás Jarry salieron triunfadores.

El partido más emocionante del día lo protagonizó el Príncipe, que derrotó en tres apretados sets al número 1 esloveno, Blaz Rola, dejando al cuadro que capitanea Nicolás Massú muy cerca de la victoria.

El número 2 nacional en la serie quedó muy contento por su cometido, y también por volver a jugar como local tras varias series de forastero, y aprovechó de agradecer el apoyo de los hinchas.

"Estoy muy contento, fue un muy buen partido por mi lado. Estoy contento con el inicio, después se me complicó pero me mantuve y el equipo estuvo increíble apoyando siempre. El público estuvo de locos, con el estadio con la máxima ocupación. Se extrañaba ganar en casa", dijo a la transmisión oficial.

Luego, analizó el partido, destacando su servicio como el punto alto: "Esa es la clave de mi juego. Por momentos traté de hacer saque y red, pero él lo leyó y me quebró. Pero había que seguir y devolví muy bien y estoy contento de estar 2-0".

Por último, Nicolás Jarry volvió a agradecer el respaldo de los fanáticos, que llenaron el Club Unión de Viña del Mar.

"Jugar en casa es increíble y estoy disfrutándolo al máximo acá. Mi año empezó muy bien, estoy contento, jugando bien, espero seguir con esta confianza y con el apoyo del público", cerró.