Casi 40 años después de la muerte del presidente de Estados Unidos, John Fitzelgard Kennedy, nacía en Itaúna, Brasil, John Kennedy Batista de Souza. Sin las comodidades del líder estadounidense y ni siquiera un semblante parecido, este brasileño parecía, por su solo nombre, estar destinado a hacer historia.

Además del nombre, hay un paralelo interesante entre los dos Kennedy. Mientras un mito dice que, cuando se graduó del colegio, al joven estadounidense le dijeron que era el estudiante “más apto para ser presidente en el futuro”, al brasileño le dijeron que haría un gol en la final de la Copa Libertadores.

Final entre el Flu y Boca Juniors. Corría el minuto 80 cuando el técnico de Fluminense (y de la selección de Brasil), Fernando Diniz, decidió sacar a Ganso, una de las estrellas del equipo de Río de Janeiro, y en su lugar hacer entrar al joven John Kennedy, que ya había anotado en la semifinal ante Inter de Porto Alegre.

Antes de que el cambio entrase al campo, Diniz se acercó y le dijo que iba a hacer el gol del triunfo, en una declaración que se coló por la transmisión en directo de la televisión. La profecía se cumpliría algunos minutos después, en el tiempo suplementario, cuando el atacante brasileño golpeó una pelota desde fuera del área y dejó sin opción a Sergio Romero.

La inédita roja

La euforia y la emoción del gol no pudieron ser contenidas por el joven jugador, que en seguida se dirigió hacia la hinchada carioca para celebrar con su gente. Sin embargo, la efusividad le jugó en contra: las fuerzas policiales tuvieron que intervenir para que los aficionados lo soltaran y el árbitro Wilmar Roldán decidió pintarlo con amarilla. Para su mala suerte, ya tenía una…

La expulsión después del gol podría ser tomada como algo que borra el acto heroico. Sin embargo, ya con el diario del lunes en la mano, la cartulina roja casi es una proeza, algo digno de un relato épico. John Kennedy, un tiro, todo rojo y fuera. Muy simbólico.

¿De dónde viene este Kennedy?

El joven John Kennedy es parte de un proyecto que está teniendo grandes resultados en Brasil. El Fluminense tiene una “fábrica de talentos” en Xerem, un fundo que se encuentra al norte de Río, camino a Petropolis. De ella ya se proyectan varias figuras, entre las que se encuentra el propio Kennedy.

Uno de los que salió de aquella fábrica fue Evanilson, futbolista que fue vendido al 2020. Otros nombres son Ayrton Lucas, Gerson, Pedro, Ibañez y Joao Pedro.

En cuanto al propio Kennedy, este joven de 21 años debutó como profesional en enero del 2021, cuando marcó en el empate 3-3 ante el Curitiba. Pese a aquello, fue enviado a préstamo al Ferroviaria, de la Serie D brasileña, donde el veinteañero la rompió tanto, que tuvieron que devolverlo antes de tiempo al Flu.

Y este sábado 4 de noviembre, a su corta edad, John Kennedy consiguió lo que muchos jugadores quisieran: anotar el gol del triunfo que le permite a su equipo alcanzar la Copa Libertadores. Entrando desde el banco, con nombre de presidente estadounidense, con profecía de por medio y con una inmediata expulsión luego de anotar… ¡Este brasileño ya es parte de la historia!

¿Cuántas Copa Libertadores han sido ganadas por equipos brasileños?

Son once los equipos de Brasil que han sido campeones de la Copa Libertadores: Flamengo, Palmeiras, Santos, Sao Paulo, Gremio, en tres ocasiones; Cruzeiro e Inter de Porto Alegre, con dos cada uno; y con una sola copa Vasco da Gama, Corinthians, Atletico Mineiro y Fluminense.