Darío Herrera fue el árbitro que pitó el encuentro con el que Colo Colo fue eliminado de la Copa Sudamericana. El árbitro argentino estuvo en aquella paliza de los albos ante el América MG. Pero también fue el juez central del encuentro del Godoy Cruz de Thomas Galdames en la 26° fecha de la Liga Profesional de Argentina.

El desempeño del réferi de 38 años se robó las miradas del elenco mendocino. Con Galdames en cancha durante 83′, el Tomba cayó por 2-0 ante Banfield y se quedó en el 10° puesto de la tabla de posiciones. “Pedila ahora que vas perdiendo”, fue una de las frases que el plantel acusó que Herrera le había dicho a los futbolistas del cuadro visitante.

“No hables vos que tenés dos partidos en primera”, reza otra de las alocuciones que los jugadores de Godoy Cruz denunciaron a través de un comunicado en el que dejaron ver una especie de persecución arbitral a la que le dijeron basta “en respeto al club”. Pero esa declaración pública provocó un quiebre gigante con la directiva.

Todo por el juez de Colo Colo en Brasil: Crisis institucional en el Godoy Cruz de Thomas Galdames

Pero ese reclamo tan abierto en contra de Darío Herrera no fue avalado por Godoy Cruz. En un comunicado, el club expresó que “siempre hemos bregado por la justicia y el diálogo. Estamos convencidos de que es el camino a seguir en todos los ámbitos de la vida, personas, instituciones”.

“Es por eso que no avalamos comunicados que no sean de nuestras cuentas oficiales ni en instancias que no sean las antes mencionadas”, fue la postura del elenco de Mendoza. Un divorcio que, seguramente, tendrá más de alguna conversación interna para aquietar las aguas. Por ahora, todo es turbulento en el Tomba.