Consternación mundial se generó el sábado 5 de marzo recién pasado producto de las vioentas imágenes que protagonizaron hinchas del Querétaro en una nueva jornada de la Liga MX, donde el partido ante Atlas en el estadio La Corregidora tuvo que ser suspendido.

Un contundente número de mal llamados fanáticos de los Gallos Blancos se dedicaron a sembrar el terror y agradieron a todo aquel que llevara camiseta del equipo rival, con gravísimos ataques donde la prensa mexicana reportó cientos de heridos y un número no menor de fallecidos.

Por eso, tres días después del lamentable suceso le cayó toda la dureza de la ley al conjunto albiazul, ya que la Federación Mexicana de Fútbol recientemente dio a conocer las durísimas sanciones que recibirán después de la batalla campal vivida en su estadio por la fecha 9.

En un comienzo el mundo del fútbol se unió en una sola voz para condenar con todas las fuerzas las tristes y sensibles imágenes exhibidas y se exigió que el equipo fuera desafiliado de la competición azteca, e incluso varios pidieron que México no pueda participar del próximo Mundial de Qatar 2022, pero lo primero que se definió es que eso no sucederá.

Eso sí, Querétaro tendrá que jugar durante todo un año, en una medida que regirá desde el 8 de marzo de 2022 hasta el 7 de marzo de 2023, a puertas cerradas fuera de su estadio, pero eso no será todo.

Y es que además de eso también los hinchas de los Gallos Blancos tendrán que pasar tres años sin poder decir presente en las galerías en los partidos de local, y un año en lo que respecta a la condición de visita. Además se decidió que perdieran por 3-0 el duelo ante Atlas.

Junto con eso, el club también recibirá una multa económica que según los reportes de la prensa azteca asciende a un valor de 1.5 millones de pesos mexicanos. Pero ahí no terminan los castigos, ya que a pesar de que los seguidores de Atlas fueron los afectados igualmente les dieron sanción.

De esta forma, Atlas también sufrió con el rigor de la Federación Mexicana de Fútbol y se decidió que los hinchas rojinegros no podrán ir a ver a su equipo como visitante por los próximos seis meses, por lo que podrán volver a las galerías como visita recién en septiembre.