Martin Odegaard llegó en enero de 2015 al Real Madrid con apenas 16 años de edad proveniente del Stromsgodset de Noruega, luego de que varios equipos poderosos de Europa se lo pelearan.

El noruego comenzó jugando en el Real Madrid Castilla, pero cuando creció nunca encontró lugar en el primer equipo merengue, por lo que fue enviado a préstamo en cuatro ocasiones: Herrenveen, Vitesse, Real Sociedad y Arsenal.

Finalmente los gunners compraron su pase este año, lo que tiene muy contento a Odegaard, quien reconoció en una entrevista con TV2 de su país que no fue fácil estar en el camarín del Real Madrid.

"Hubo momentos complicados tanto en el primer equipo como en el Castilla. Pero estar cerca de los mejores me hizo más fuerte. Siento que he crecido gracias al Madrid y he aprendido de jugadores como Ramos y Cristiano", reveló.

Luego, confesó: "Cuando estás en el máximo nivel no es tan fácil hacer amigos. Al menos no cuando eres joven y llegas de otro lugar.Yo venía de una cultura de vestuario diferente y no es sencillo integrarse en un vestuario. Fue difícil pero es algo que me ha hecho más fuerte y estoy feliz por haberlo vivido".

"Me encerré en mí mismo. Aquella cultura de vestuario era diferente a la que estaba acostumbrado", detalló el joven de 22 años.

Ahora con el equipo gunner se siente mucho mejor: "Diría que hay una gran diferencia. Estoy muy feliz en el Arsenal. Hay un vestuario muy agradable".

Ahora, Odegaard está concentrado en llevar a su selección al Mundial de Qatar 2022. Un enorme desafío pues en esta doble fecha de clasificatorias europeas su equipo, que enfrentará a Turquía y Montenegro, no contará con su estrella Erling Haaland.