Real Madrid logra llevarse un premio de Francia en el mercado de fichajes y, a pesar de lo complicado que está hacerse con Kylian Mbappé, logró concretar a Eduardo Camavinga, considerado la gran joya del país campeón del mundo y ganándole esa disputa precisamente al PSG.

Según diferentes medios de comunicación tanto franceses y españoles, el trato se cerró con Stade Rennes en una cifra cercana a los 30 millones de euros y ya la firma se produjo, por lo que el anuncio oficial es inminente para que los merengues ahora tengan a uno de los jugadores más prometedores del fútbol mundial.

El joven mediocampista de 18 años debutó como profesional en la temporada 2018-19 y en la campaña siguiente explotó como la gran figura de su equipo. Es una apuesta a futuro para una zona del campo en la que los blancos tiene titulares establecidos que pasan los 30 años como Luka Modric y Toni Kroos.

A su corta edad ya ha sido tomado en cuenta con la selección de Francia absoluta e incluso ya se estrenó como goleador en el amistoso que disputaron ante Ucrania con marcador de 7-1, marcando el primer tanto de ese compromiso. Ahora llevará todo su talento al Santiago Bernabéu.

Faltando unas pocas horas para el cierre del mercado de fichajes, todo parece indicar que Real Madrid solo será Camavinga quien sea anunciado pues la situación con Mbappé se puso realmente cuesta arriba.