Real Betis empató 1-1 con Cádiz en la segunda fecha de la Liga Española y el entrenador nacional, Manuel Pellegrini no ocultó su molestia por el juego ultra defensivo del equipo donde milita el volante Tomás Alarcón. 

El Ingeniero no se guardó nada y se lanzó con todo contra el esquema de juego de sus rivales. "Nos faltó lo más importante, que es dejar la portería en blanco. Lo habíamos hablado, el Cádiz es un equipo que sólo se dedica a defender y si se ponen por delante la dificultad es mayor. Buscamos alternativas pero no encontramos espacios para el segundo gol".

"Tenemos que hacer un esfuerzo entre árbitros, técnicos y jugadores para que la Liga española no sea esta vergüenza porque en la reunión de los árbitros nos dijeron que es la Liga de Europa que se juega más lento, se demora más el saque de una falta, se simula constantemente y hay un espectáculo que tenemos que cuidarlo", complementó un molesto Pellegrini por el sistema de juego de los rivales en la Liga. 

La furia del entrenador chileno era total y sus declaraciones fueron subiendo de tono poco a poco e indicó que "o cuidamos esto o va contra el espectáculo, la gente paga una entrada para algo. Es la Liga en la que menos se juega, los árbitros deben apurar a los porteros para sacar pronto, a los bandas, a que no se tiren… Tenemos que cuidar el espectáculo. El Cádiz solo se defiende y con ventaja es doblemente difícil porque se echa atrás y se juega la mitad de minutos. Los últimos 15 minutos ni se jugaron".

Finalmente, expresó que "sin lugar a dudas que nos faltó gol. Pero el Cádiz sabe cómo juega y lo hace con mucha eficacia. Tuvimos oportunidades, pero no las suficientes. En términos generales el juego del equipo me deja contento. Los dos goles que hemos marcado ha sido a balón parado, pero creo que el equipo va en el camino correcto. Son dos puntos que duele perderlos".