La FIFA falló a favor de Ecuador en primera instancia tras la demanda de la selección chilena por las presuntas irregularidades en los papeles y falsificación de documentos de Byron Castillo, quien participó de las eliminatorias a Qatar 2022 y enfrentó en los dos partidos a la Roja.

Tras conocerse la sentencia, y a espera de la apelación de Chile y la probable “visita” al TAS, desde la Federación Ecuatoriana de Fútbol manifestaron que estudiaban seriamente una contrademanda contra la Federación de Fútbol de Chile por daños y perjuicios sufridos por el caso de Castillo.

Sin embargo, en las últimas horas el deseo de la FEF cambió y lo más seguro es que den un paso al costado, y el técnico de Colo Colo, Gustavo Quinteros, es el principal responsable.

El ex entrenador de Universidad Católica dirigió a la selección ecuatoriana entre 2015 y 2017. Hace unos días ganó una demanda en el TAS y la FEF debe pagarle 391.750 dólares por concepto de indemnización de despido.

Así las cosas, en Ecuador reconocieron que no tienen caja chica para afrontar otro proceso judicial y prefieren dejar las cosas como están, sabiendo además que la Roja puede apelar, confiada en la contundencia de las pruebas contra Byron Castillo.

“Tenemos sobre nuestros hombros a una selección que proteger. Tenemos que analizar las cosas con calma, quizás sí sea necesario demandar, pero hoy no es nuestra prioridad. Hoy todavía estamos en modo defensa”, dijo Carlos Manzur, vicepresidente de la FEF, en diálogo con Área Deportiva de 99.3 FM en Ecuador.

Apoyando la idea de no gestionar una contrademanda por el tema Castillo, el directivo sentenció que “la gente decía sáquenlo a Gustavo Quinteros… ¡y nos costó casi 500 mil dólares! Quedaban dos fechas de la clasificatoria a Rusia 2018 y la gente decía ‘sáquenlo a Quinteros’ y tocó pagarle 500 mil dólares. Cuando uno debe responder por una federación hay que sopesar”.